Público
Público

El príncipe Felipe acudirá al funeral de Chávez en sustitución del rey

También viajará hasta Caracas el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, que representará a Sortu en los actos fúnebres. La capilla ardiente del presidente venezolano ha qu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La capilla ardiente del presidente venezolano, Hugo Chávez, ha quedado constituida este miércoles en la Academia Militar de Caracas, tras un recorrido de siete horas por la capital. Cientos de personas, incluidos presidentes latinoamericanos, han acudido a velar al líder bolivariano. Como representación española, este noche partirá hacia Caracas el principe Felipe en sustitución del rey Juan Carlos, recientemente operado de dos hernias discales de las que se recupera 'satisfactoriamente'.

Felipe, según informó la Casa Real, estará presente en el funeral de Chávez junto al secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia Regresará a España esa misma noche, por lo que se trata de una corta y reducida comitiva del país cuyo Jefe de Estado mandó callar al difunto presidente venezolano en 2007,  algo que ha criticado Izquierda Unida, que exige la presencia de una delegación 'al más alto nivel'.

Quien también acudirá a los actos en homenaje al recién fallecido presidente venezolano será el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, si bien su viaje no tiene carácter institucional ya que acudirá en nombre de Sortu. Según ha informado el partido de la izquierda abertzale a través de un comunicado, junto a Garitano también viajará el responsable del área internacional de la formación, Asier Altuna. Sortu considera a Chávez como 'un incansable luchador por la integración de América Latina y la construcción del socialismo del siglo XXI'.

El féretro de Chávez partió del Hospital Militar alrededor de las 11.00 horas de ayer, miércoles, (16.30 horas en España) hacia la Academia Militar, un recorrido de apenas ocho kilómetros que se ha tardado en completar unas siete horas debido a los millones de personas que se han concentrado en las calles de Caracas para despedir a su presidente.

Alrededor de las 18.00 horas (23.30 en España) el féretro de Chávez llegó al Salón Libertador de la Academia Militar, donde tuvo lugar una misa ecuménica dirigida por las máximas autoridades eclesiásticas de Venezuela, que han instado a 'continuar con la lucha y respetar el dolor del pueblo'.

En la ceremonia religiosa estuvo presente la cúpula política y militar del país, encabezada por el ya 'presidente encargado', Nicolás Maduro, que este jueves ha fimado su primer decreto: siete días de luto oficial. También acompañó los restos mortales del líder bolivariano el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, así como la familia de Chávez al completo.

Según varios medios locales, el ataúd en el que descansan los restos mortales del Chávez está abierto, aunque se ha prohibido tomar fotos dentro de la sala. Varios testimonios aseguran que el difunto presidente está vestido con uniforme militar y su tradicional boina roja, con una expresión 'serena'.

Tras la misa ecuménica, llegaron al recinto la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; el presidente de Uruguay, José Mujica; y el presidente de Bolivia, Evo Morales; que llegaron en la madrugada del miércoles a la capital venezolana para asistir a las exequias de Chávez. Los tres jefes de Estado latinoamericanos, visiblemente emocionados, han sido los encargados de realizar la primera 'guardia de honor' frente al féretro del que consideraron, no sólo un homólogo, sino un 'amigo', según han declarado en las últimas horas.

Fernández de Kirchner, Mujica y Morales han cedido el testigo a Maduro, Cabello, la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Estella Morales; la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena; y la contralora general, Adelina González. Finalmente, la familia de Chávez -su madre, sus hermanos, sus hijas y una de sus nietas- han asumido la 'guardia de honor' en medio de lágrimas, por lo que han recibido una larga ovación de los asistentes a la capilla ardiente.

Poco después, las autoridades venezolanas abrieron el Salón Libertador para permitir que los ciudadanos que pudieran despedir al que ha sido su presidente durante los últimos 14 años, y que eligieron el pasado 7 de octubre para otro periodo constitucional de cinco años. Desde entonces, cientos de personas han recorrido en una hilera el Salón Libertador para dar su último adiós a Chávez, cuyo féretro se encuentra en el centro de la habitación, cubierto con la bandera venezolana y protegido por las fuerzas de seguridad, vestidas con su uniforme de gala.

Miles de personas se agolparon a las puertas de la Academia Militar para presentar también sus respetos al difunto jefe de Estado y amenizar la espera con cánticos -como el himno nacional o las letras de Alí Primero-, consignas y pancartas de 'amor' a Chávez. Según la cadena TeleSur, todavía siguen llegando personas a las puertas de la Academia Militar, por lo que se espera que la capilla ardiente siga repleta de gente durante la madrugada y los próximos días.

El ministro de Defensa, Diego Molero, ha explicado que, una vez constituida la capilla ardiente, las Fuerzas Armadas harán un cañonazo cada hora y, al término de la misma, dispararán 21 salvas en honor al presidente venezolano.

Según la hoja de ruta trazada por el Gobierno, la capilla ardiente seguirá abierta hasta el viernes, cuando comenzará el funeral de Estado con la presencia de numerosos líderes internacionales, sobre todo latinoamericanos, aunque también de otras partes del mundo hasta donde Chávez había extendido los lazos de la revolución bolivariana. Está previsto que la ceremonia oficial arranque a las 10.00 (15.30 horas en España).