Público
Público

El príncipe Harry combate en Afganistán desde diciembre

Los altos mandos del Ejército británico confiaban en mantener en secreto su desplazamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El príncipe Harry lleva diez semanas luchando en Afganistán y participando en ataques directos contra la insurgencia talibán, según confirmó ayer el Ministerio de Defensa Británico. El nieto de la Reina Isabel, tercero en la línea de sucesión al trono, fue movilizado el pasado diciembre al área de control de las tropas británicas, en la provincia de Helmand, al sur del país.

Los altos mandos del Ejército británico confiaban en mantener en secreto el desplazamiento de Harry a Afganistán hasta su retorno a Inglaterra, el próximo mes de abril. Habían llegado a un acuerdo con los medios de comunicación para mantener el embargo sobre la noticia a cambio de acceso directo al príncipe en su posición de combate.

La web Drudge Report rompió el trato publicando una fotografía del royal oficial, al que celebran como 'el héroe Harry'. 'Estoy muy decepcionado de que webs extranjeras hayan decidido difundir esta historia sin consultarlos', respondió en un comunicado el jefe del Ejército, el general Sir Richard Dannatt.

En mayo de 2007, el mismo general vetó el desplazamiento de Harry a Irak por las posibles repercusiones en la seguridad del príncipe y de sus colegas de regimiento. Se temía que la insurgencia atentara contra tal distinguido miembro de la familia real. Roto el embargo, la BBC emitió ayer entrevistas grabadas al príncipe en una base militar británica en Afganistán. Harry reconoce que se planteó renunciar a su carrera militar. 'Fue una época muy dura', afirma al recordar el caos mediático montado ante su traslado a Irak.

Harry siempre ha dejado claro que quiere luchar en el frente. En la entrevista, compara su papel al de un 'controlador de tráfico aéreo', conectando al personal de aire con la infantería. En sus diez semanas de combate, ha participado en tiroteos contra la insurgencia: 'tienden a ser objetivos invisibles porque los talibanes saben cómo esconderse rápidamente'.