Público
Público

Los pro Mubarak descargan su ira contra los periodistas extranjeros

Varios enviados especiales de medios españoles y de otros países son agredidos e increpados cuando cubrían los enfrentamientos en el centro de El Cairo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los seguidores del presidente egipcio Hosni Mubarak, que han desatado una batalla campal en el centro de El Cairo, tenían también un objetivo claro: los periodistas de los medios de comunicación extranjeros a los que acusan de ser los culpables del éxito de las revueltas.

Varios enviados especiales de medios españoles han sido agredidos mientras intentaban cubrir los enfrentamientos de la plaza Tahrir entre los partidarios de Mubarak y los manifestantes que hasta hoy habían mantenido una actitud pacífica durante los nueve días de protestas contra el régimen egipcio. 

Entre los periodistas atacados, los enviados especiales de TV3 y la emisora catalana RAC1 han sido agredidos mientras retransmitían en directo la crónica de los disturbios. El enviado especial de Público, Óscar Abou-Kassem también sufrió la ira de los seguidores de Mubarak.

El corresponsal de la televisión pública catalana, Joan Roura, ha recibido los empujones de un grupo de jóvenes que intentaban robarle el teléfono móvil mientras hacía la crónica en directo para el canal de información 24 horas 3/24. Según han informado fuentes de TV3, el periodista ha salido ileso del incidente, sólo ha recibido algún empujón, y después ha conseguido recuperar el móvil para reanudar la crónica que estaba enviando.

Por otro lado, Sal Emergui, el enviado especial de la radio catalana RAC1 y colaborador de La Sexta y El Mundo, también ha sido agredido mientras conectaba por teléfono con el programa de tarde de la emisora. La cadena ha explicado que tres o cuatro jóvenes se han acercado a Emergui para cogerle el móvil y que, tras un forcejeo en el que ha recibido un par de puñetazos en el estómago, el periodista ha conseguido librarse del grupo y volver ileso al hotel.

Según explica La Vanguardia en su edición digital, su enviada especial al país árabe, Gemma Saura, también ha sido asaltada por un grupo de seguidores de Hosni Mubarak que la han insultado y le han robado el bolso y el móvil, aunque ha podido recuperarlos gracias a la rápida intervención de la policía.

Además, la CNN informa de que su periodista Anderson Cooper 'fue golpeado diez veces en la cabeza cuando una turba de partidarios de Mubarak les rodeó a él y su equipo cuando intentaban cubrir la manifestación'.

Por otro lado, el reportero belga Maurice Sarfatti del diario Le Soir además de ser agredido, también ha sido detenido acusado de espionaje y permanece retenido en dependencias militares no identificadas. El ministro de Exteriores en funciones de Bélgica, Steven Vanackere, y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ya han exigido su 'liberación inmediata'.