Publicado: 13.10.2014 09:35 |Actualizado: 13.10.2014 09:35

Los pro Pekín intentan desalojar por la fuerza a los estudiantes en Hong Kong

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de personas defensoras del régimen de Pekín han intentado desalojar a los manifestantes pro democracia que continúan concentrados en Hong Kong, poco después de que la Policía retirase las barricadas de algunos de los principales lugares ocupados.

Unos 500 hombres con la cara cubierta han tratado de completar el desalojo en la zona centro de la antigua colonia británica, según el periódico South China Morning Post, que ha confirmado enfrentamientos y detenciones. Las imágenes difundidas por televisión muestran a los agentes ordenando a uno de estos manifestantes pro Pekín que arrojase un cuchillo al suelo.

Decenas de manifestantes trataron de contener la avalancha, que llegó a convertirse en un enfrentamiento entre ambos grupos. Varios de los opositores a las protestas, que según los estudiantes pertenecen a grupos partidarios del Gobierno de Pekin e iban con la cara cubierta con mascarillas, fueron detenidos.

Al comienzo de los altercados, un grupo pro Pekín que se identificó como Asociación de Sociedades de Nuevos Territorios, área colindante con la frontera de Hong Kong y China, increpó a los estudiantes. "El pueblo de Hong Kong os odia", gritaban. Al mismo tiempo, varios camiones con grúas empezaron a retirar barricadas y tiendas de campaña de los manifestantes. Además, varios taxis trataron de pasar por encima de las barreras, aunque sin éxito.

Los incidentes ocurrieron en el decimosexto día consecutivo de protestas en la ciudad, encabezadas sobre todo por los estudiantes, en demanda de un auténtico sufragio universal en las elecciones que en 2017 decidirán al próximo jefe ejecutivo (responsable del Gobierno local) de Hong Kong.

La Policía del territorio había iniciado este lunes a primera hora de la mañana una operación para quitar las barricadas levantadas por los manifestantes prodemocráticos en algunas zonas del área tomada por las protestas, con el argumento de que serviría para aliviar el tráfico.

El gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, advirtió a los manifestantes de que tienen "cero oportunidades" de conseguir que sus demandas, entre las que se encuentra su propia dimisión, se hagan realidad, informa la agencia Reuters.

El mandatario realizó estas declaraciones durante una entrevista en televisión, en la que ha denominado al movimiento Occupy Central como "un movimiento de masas que se ha descontrolado", asegurando que la ola de protestas que han tenido lugar durante las últimas semanas "no puede ser considerada una revolución".

Leung repitió en dos ocasiones que está tranquilo y seguro de que las protestas "no durarán mucho tiempo". En este sentido, dijo que su Gobierno intentará convencer a los manifestantes para que abandonen la carretera en la que han acampado y adelantó que la Policía emplearía la fuerza mínima si finalmente es necesario.