Publicado: 22.06.2014 16:51 |Actualizado: 22.06.2014 16:51

Un profesor egipcio defiende el asesinato de niños de la calle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un profesor universitario, Nassar Abdulá, ha publicado un artículo en prensa en el que defiende el asesinato de los niños que viven abandonados en las calles tal como hicieron las fuerzas de seguridad brasileñas en la década de 1990. Se estima que hasta un millón de menores de edad podrían estar viviendo en las calles en Egipto.

Para Abdulá, poeta y profesor de Moral y Filosofía Política en la Universidad de Sohag, considera que la "solución" a la cuestión de los niños de la calle de Egipto pasa por adoptar la "solución brasileña".

Organizaciones de derechos humanos presentan una denuncia y le piden una indemnización de 100.000 euros para ayudar a estos menores

"En los 90 los niños de la calle de las principales ciudades de Brasil pasaron de ser una molestia a provocar terror, ya que cometían delitos como violaciones, prostitución o asesinato y la situación económica de Brasil era similar a la actual de Egipto", señala Abdulá en su columna, publicada el viernes por el diario Al Masry al Youm.

Abdulá considera que la rehabilitación de estos niños de la calle es muy costosa, "por consiguiente, las fuerzas de seguridad brasileñas lanzaron una campaña para perseguir y matar a los niños como si fueran perros vagabundos".

"Esa dura solución permitió limpiar las calles de las principales ciudades de Brasil de los niños de la calle. Ocurrió porque los dirigentes políticos tenían la voluntad de reforma y de combatir la corrupción, así como de dar empleo. Esta es la lección que todo el mundo debería aprender del caso de Brasil", concluye.

El texto fue publicado el viernes en la edición impresa del diario, pero enseguida fue retirado de la edición digital ante la polémica generada, informa el diario estatal egipcio Al Ahram en su edición digital.

Ya el sábado, organizaciones de defensa de los derechos humanos han presentado una denuncia contra Abdulá por incitación al asesinato y poner en peligro la vida de menores de edad. Además, piden una indemnización de un millón de libras egipcias (unos 100.000 euros) para los niños de la calle que se destinarían a un fondo para su protección.