Publicado: 16.01.2016 14:32 |Actualizado: 16.01.2016 14:32

Una profesora universitaria desplaza del poder en Taiwán a los prochinos

El rival de Tsai Ing Wen, el oficialista Eric Chu, ha reconocido su derrota y ha anunciado su dimisión como líder del Partido Nacionalista Chino incluso antes de que se hayan conocido predicciones de los sondeos a pie de urna ni resultados oficiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La candidata del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), Tsai Ing-wen./ REUTERS

La candidata del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), Tsai Ing-wen./ REUTERS

TAIPEI.- La candidata del Partido Progresista Democrático (PPD) a la Presidencia de Taiwán, Tsai Ing Wen, será con toda probabilidad la nueva presidenta de Taiwán después de que su rival, el oficialista Eric Chu, haya reconocido su derrota en las elecciones de este sábado.

Chu ha comunicado su derrota y su dimisión como líder del Kuomintang (Partido Nacionalista Chino, KMT) incluso antes de que se hayan conocido predicciones de los sondeos a pie de urna ni resultados oficiales, ha informado la prensa taiwanesa. "Lo siento. Eric Chu ha decepcionado a todos. Hemos perdido. El Kuomintang ha perdido las elecciones", ha afirmado Chu desde la sede de la campaña, acompañado por su esposa y altos cargos de la formación, considerada afín al régimen de Pekín.



La televisión TVBS ha informado que Tsai —abogada y licenciada por la London School of Economics— se habría hecho con en torno al 60% de los votos, frente al 32% de Chu. El Partido Primero la Gente y su candidato James Soong serían terceros con un 14% de sufragios.

Si se cumple lo previsto, el PPD tendría además el control del Parlamento, con lo que sería así la primera vez que este partido controlara tanto el Ejecutivo como el Legislativo. Los resultados en el Parlamento serían especialmente dolorosos para el KMT, que siempre había controlado la cámara.

Políticamente, la victoria del PPD podría truncar el acercamiento a China impulsado por el Kuomintang e incrementar las tensiones, ya que Pekín considera que Taiwán es parte integral de su territorio. Taiwán, formalmente la República de China, fue el único territorio chino en el que no triunfó la revolución de 1949 liderada por Mao Tse Tung.

Tsai ha prometido una reforma profunda de la política de la isla hacia una mayor participación popular, bienestar social y fiscalización de los grupos de interés, y también una postura más firme de defensa de la identidad isleña ante China.

La presidenta electa se ha negado a aceptar el "Consenso de 1992" (una sola China con interpretaciones distintas en Taipei y Pekín), pero ha prometido "mantener el estatus quo", "comunicación", "sin provocación" y "sin sorpresas", que espera mantenga la paz en el estrecho de Formosa. En medio del éxtasis de sus partidarios tras ocho años de oposición del PDP, Tsai proclamó que su victoria consolida la democracia y prometió una seria "reforma" interna, mientras que en política exterior avanzó "una política hacia China predecible y estable"

Los resultados de estos comicios también impactarán en el futuro económico de la isla y en sus lazos con Estados Unidos y sus aliados, de los que 12 están ubicados en Latinoamérica y el Caribe.