Público
Público

Prohibido quedarse embarazada en Irak

Las soldados de EEUU que se queden encinta podrían ser juzgadas por un tribunal militar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La guerra por encima de todo. Esa parece ser la máxima absoluta del general a cargo de las tropas estadounidenses en el norte de Irak, quien ha prohibido las mujeres bajo su mando quedarse embarazadas so pena de ser juzgadas por una corte marcial junto con su pareja.

Anhony Cucolo ha tomado esta medida, dice, como manera preventiva para evitar tener que prescindir de algunos soldados en momentos en los que EEUU ya ha comenzado la retirada de las tropas de Irak.

'Necesito todos los soldados que tengo, sobre todo, porque nos enfrentamos a una reducción de las fuerzas en nuestra misión', explicó el alto mando a través de un correo electrónico. Cucolo subrayó, por lo menos, el 'incalculable valor' del trabajo que realizan las mujeres que tiene bajo su mando.

'Las necesitamos durante todo el periodo que dura el despliegue'

'Las necesitamos durante todo el periodo que dura el despliegue', añadió. El general es responsable de los 22.000 soldados desplegados en Balad, Kirkuk, Tikrit, Mosul y Samarra (norte de Irak), de los que 1.682 son mujeres.

Alegó que quien abandona su puesto antes de los 12 meses que dura cada misión en el exterior 'crea una carga para sus compañeros'. 'Cualquiera que deje la lucha antes porque tomó una decisión personal que cambia su estado médico - o contribuye (a cambiarlo) - no mantiene el eje central de nuestro espíritu', expuso Cucolo, que consideró que lo principal es la misión.

Con esta medida, 'quiero animar a mis soldados a pensar antes de actuar y que entiendan que su comportamiento y acciones tienen consecuencias', aseguró. No obstante, aclaró que estudiará cada caso individualmente, 'basándose en los hechos singulares de la situación de cada soldado' y quedarán exentas las mujeres que hayan sido violadas.

El documento también prohíbe los juegos de azar o el uso de drogas

El general indicó que la prohibición forma parte de unas directrices generales más amplias publicadas el 4 de noviembre sobre el comportamiento que deben tener los soldados y cumple con la legalidad del reglamento.

El documento prohíbe además los juegos de azar, el uso de drogas y conductas que puedan ofender a los iraquíes, como entrar en una mezquita a menos que sea una 'necesidad militar'. Se trata de 'identificar las conductas que son perjudiciales para mantener el buen orden y la disciplina en todas las fuerzas y personal' que representan al Ejército estadounidense.

'No espero que aquellos que no han servido en las Fuerzas Armadas entiendan lo que he tratado de explicar', agregó Cucolo, que tiene la autoridad para imponer este tipo de restricciones al personal que tiene bajo su órdenes