Público
Público

Promesas vacías en la cumbre contra la pobreza

La crisis económica y alimentaria amenaza con recortar los avances conseguidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Nuestro mayor enemigo no es la guerra ni la desigualdad ni una ideología determinada o la crisis financiera. Es la indiferencia ante la pobreza, una amenaza catastrófica para nuestro planeta'. El emotivo discurso pronunciado el jueves por el primer ministro británico, Gordon Brown, en la Cumbre de Naciones Unidas choca con la realidad: los 16.000 millones de dólares recaudados por la ONU para combatir la pobreza quedan muy lejos de los 700.000 millones de dólares que saldrán de las arcas públicas de EEUU para salvar a Wall Street.

El secretario de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó que el dinero recaudado 'sobrepasa las expectativas más optimistas que teníamos'. Pese a ello, ninguno de los ocho Objetivos del Milenio, el ambicioso plan de desarrollo mundial auspiciado por la ONU, están garantizados para 2015.

En la última década se han realizado importantes avances en educación y la escolarización primaria roza el 90% en los países en vías de desarrollo. También ha habido progresos en salud: los casos de sarampión se han reducido en dos tercios gracias a campañas de vacunación masivas y las muertes por malaria han disminuido por el uso de mosquiteras tratadas con insecticida. Aún así, en ambos campos quedan problemas urgentes por resolver, como el avance del sida en África.

En otras metas, como la lucha contra el hambre, los buenos resultados de regiones densamente pobladas, como el sur de Asia, maquillan la mala situación en Áfricasubsahariana. Avances volatizados Gobiernos y ONG coinciden en que algunos de los avances obtenidos han empezado a volatilizarse por el aumento del precio de los alimentos. Según la FAO, 75 millones adicionales de personas se vieron abocados a la pobreza en 2007 por no poder adquirirproductos básicos.


La crisis financiera tiene también un impacto negativo y las ONG alertan que está distrayendo a la comunidad internacional de los Objetivos del Milenio.

Aunque los líderes reunidos en Nueva York han defendido mantener la ayuda al desarrollo, las cifras demuestran que esta se ha reducido desde 2005. El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, lo dejó claro: '¿Prometer a la gente más dinero para el desarrollo? Esto no es verdad. Estamos mintiendo'.

 

De la cumbre de la ONU sobre los Objetivos del Milenio solo ha trascendido la cifra global comprometida para alcanzar estas metas. No han llegado propuestas concretas. Problemas específicos. Testimonios directos. En cambio, este ha sido el núcleo de la reunión alternativa de ONG mantenida fuera del cuartel general de la ONU.

“Lo que podría haber sido un verdadero diálogo con la sociedad civil se ha convertido en otro encuentro costoso y elitista de hombres trajeados estrechándose la mano pero sin escuchar”, critica Ciara O’Sullivan, portavoz de la coalición de ONG Llamamiento Global contra la Pobreza. “Hemos enviado una carta a Ban Ki-moon con nuestras propuestas y conclusiones del encuentro, pero ¿están realmente escuchándonos? Saben lo que significa ser pobre? Yo creo que la respuesta es no”, sentenció O’Sullivan.