Público
Público

Proponen un pelotón de fusilamiento para las ejecuciones en Florida

Un legislador republicano presenta sus alternativas a la inyección letal como método para ejecutar a los reos condenados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un legislador de Florida ha propuesto el pelotón de fusilamiento o la silla eléctrica para aplicar la pena de muerte a los condenados, en lugar de la actual inyección letal que se les aplica en este estado, informaron hoy medios en EEUU. El representante estatal republicano Brad Drake ha presentado un proyecto de Ley para eliminar la inyección letal como método de ejecución y acabar así con la controversia sobre el uso de un anestésico que puede causar dolor a la víctima.

El pasado 28 de septiembre, y tras varios aplazamientos, las autoridades penitenciarias de Florida ejecutaron al reo de origen cubano Manuel Valle mediante inyección letal. El reo se convirtió en el primer preso en Florida a quien se le administró un nuevo fármaco en la inyección que los abogados del preso cuestionaron por considerar que su uso podría causarle dolor. Florida sustituyó el tiopentato de sodio por pentobarbital y la defensa de Valle alegaba que ese anestésico incluido en el cóctel de medicamentos era un castigo 'cruel e inusual'.

El republicano de la población de Eucheanna, en la zona de Panhandle al noroeste de Florida, explicó que decidió proponer esta medida para acabar de una vez con la polémica sobre cuál era la forma adecuada de ejecutar a un reo que se encuentra en el corredor de la muerte. 'Yo propongo que acabemos con ese debate. Todavía tenemos la 'freidora' (silla eléctrica); y si no le gusta al asesino, entonces le daremos un 'cóctel de plomo' calibre 45', dijo Drake.

El pelotón de fusilamiento o la silla eléctrica son métodos de ejecución que obligarían a los condenados a muerte a pensar en su castigo 'todas las mañanas', resaltó el legislador. Un total de 26 personas han sido ejecutadas mediante la inyección letal desde que en 2000 el estado de Florida comenzó a aplicar este método con los condenados a muerte, en sustitución de la silla eléctrica.

En junio de 2010, Ronnie Lee Gardner se convirtió en el primer condenado ejecutado por fusilamiento en EEUU en los últimos 14 años. Cinco tiradores dispararon contra su cuerpo, atado a una silla y encapuchado. Uno de los tiradores cargaba balas de fogueo, para que los ejecutores no sepan quién es el responsable de la muerte del reo.