Publicado: 03.11.2014 08:18 |Actualizado: 03.11.2014 08:18

El prorruso Zajárchenko supera el 70% de votos en la república de Donetsk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes rebeldes Alexandr Zajárchenko e Ígor Plotnitski han sido elegidos jefes de las repúblicas prorrusas de Donetsk y Lugansk, respectivamente, tras recibir más del 63% de los votos en las elecciones separatistas del domingo. 

Zajárchenko, de 38 años, recibió más de 765.000 votos, mientras la organización que él encabeza, República de Donetsk, fue la ganadora en las elecciones al Parlamento separatista (Soviet Supremo), según informó hoy la Comisión Electoral Central. Por otra parte, Plotnitski consiguió más de 440.000 votos en la región vecina y su organización, Paz en Lugansk, también obtuvo una clara victoria, informan las agencias rusas. 

Zajárchenko, líder separatista en Donetsk desde agosto pasado, encabezó la defensa de Donetsk desde el estallido de la sublevación militar e incluso fue herido en los combates con las fuerzas leales a Kiev. "Estamos dispuestos al diálogo, pero esperamos de ellas [las autoridades ucranianas] actuaciones adecuadas y normales", dijo anoche tras el cierre de los colegios electorales.

Al mismo tiempo, negó que las elecciones supongan una violación de los acuerdos suscritos en septiembre en Minsk que contemplan tanto una declaración de alto el fuego, como la creación de una zona desmilitarizada. "En Minsk firmamos un documento sobre que podemos celebrar en nuestra tierra elecciones libres. No establecía ni fechas ni formatos (...), tampoco estipulaba con claridad que debían celebrarse justo según la legislación ucraniana", señaló. Mientras, Plotnitski, de 50 años, fue el primer ministro de Defensa separatista en Lugansk, tras lo que en agosto asumió el cargo de líder de la autoproclamada república popular.

"Occidente considera que las elecciones separatistas ponen en peligro la aplicación de los acuerdos de Minsk"

Rusia manifestó este lunes que respeta los resultados de las elecciones celebradas en las zonas controladas por los rebeldes prorrusos en Donetsk y Lugansk. "Respetamos la voluntad popular de los habitantes del sureste (de Ucrania). Las elecciones en Donetsk y Lugansk transcurrieron en general de manera organizada y registraron una alta participación", informó la Cancillería rusa en un comunicado.

En opinión de Moscú, "los representantes elegidos han recibido un mandato [...] para el restablecimiento de una vida normal en sus regiones".

Mientras Rusia mantuvo desde un principio que las elecciones en las zonas rebeldes permitirán a los insurgentes elegir democráticamente a sus interlocutores en las negociaciones con el Gobierno central de Kiev. Kiev las considera ilegales, ya que la ley de autogobierno que concede a los insurgentes tres años de autonomía ya contemplaba esa posibilidad al convocar elecciones locales en las zonas rebeldes para el 7 de diciembre.

Por su parte, Occidente considera que las elecciones separatistas ponen en peligro la aplicación de los acuerdos de Minsk y el arreglo pacífico de un conflicto que ha dejado varios miles de muertos y cientos de miles de desplazados. 

Moscú llama a Kiev y los separatistas a entablar un diálogo sobre la base de los acuerdos alcanzados en septiembre en Minsk, y se muestra dispuesto a cooperar de manera constructiva con la comunidad internacional para el arreglo de la crisis en el país vecino.