Publicado: 27.05.2014 08:06 |Actualizado: 27.05.2014 08:06

Los prorrusos denuncian que los combates con Kiev dejan 100 muertos en sus filas, la mitad civiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las fuerzas gubernamentales ucranianas retomaron este martes el control sobre el aeropuerto de la región rebelde de Donetsk (este) y destruyeron un campamento insurgente en la vecina Lugansk. "El aeropuerto está totalmente bajo nuestro control. El enemigo ha sufrido importantes bajas, nosotros ninguna", aseguró Arsén Avákov, ministro del Interior, en un comunicado.

Avákov, quien anunció la reanudación de la ofensiva contra los bastiones prorrusos el domingo tras las elecciones presidenciales en Ucrania, aseguró que "la operación continúa". "Por un ataque aéreo ha sido destruido el campamento de entrenamiento en la localidad de Yasenaj, en la región de Lugansk", señaló en su página de Facebook.

"El enemigo ha sufrido importantes bajas, nosotros ninguna", asegura el ministro del Interior ucraniano

La versión de los separatistas es muy distinta. El líder de la autoproclamada República de Donetsk, Denís Pushilin, informó este martes de que los rebeldes se habían hecho con el control del aeropuerto de la capital regional. En una declaración divulgada por las agencias rusas, Pushilin también aseguró que los milicianos abatieron dos helicópteros de las fuerzas gubernamentales durante la noche.

Los combates, que se propagaron este lunes a la estación de trenes de la ciudad, estallaron cuando un grupo de rebeldes efectuó en torno al mediodía del lunes una incursión en el aeropuerto, que tuvo que cerrar sus puertas.

El líder de la autoproclamada República Popular de Lugansk, Valeri Bolotov, aseguró que había ordenado movilizar a sus milicianos para el envío de refuerzos a la región vecina. A su vez, el gobernador de Donetsk, Pável Gubarev, descartó cualquier negociación con Kiev y pidió al presidente electo, Petró Poroshenko, que reconozca la independencia de Donetsk y retire las tropas del territorio separatista.

Los combates registrados el lunes entre los insurgentes y las fuerzas ucranianas en la ciudad de Donetsk dejaron unos 100 muertos entre rebeldes prorrusos y civiles, según denuncia este martes el primer ministro de la autoproclamada República Popular, Alexander Borodai.

Mientras, el alcalde de Donetsk, Alexander Lukianchenko, cifró en 40 los muertos de los combates registrados el lunes, aunque sin especificar a qué bando pertenecían, pero dijo que al menos había cuatro civiles.

Los combates, reanudados este martes, tuvieron lugar en el aeropuerto de la ciudad, donde la aviación ucraniana lanzó un ataque, y se extendieron después hacia la estación de ferrocarril y otras partes de esta ciudad, bastión rebelde en el sureste de Ucrania.

El líder prorruso asegura que han muerto más de 50 milicianos y 50 civiles en los combates con Kiev 

Según el máximo líder de los prorrusos en Donetsk, más de 50 milicianos rebeldes murieron durante los combates con los soldados ucranianos, y el resto se trata de civiles desarmados.

"Hemos perdido a más de 50 milicianos. Una gran parte de ellos falleció como resultado del bombardeo del ejército ucraniano contra dos camiones "Kamaz" que transportaban a heridos desde la zona de los combates cercana al aeropuerto", señaló.

Alexander Borodai realizó estas declaraciones en la morgue del hospital de la ciudad, donde fueron trasladadas las víctimas, según informa la agencia rusa RIA Nóvosti. "Nuestros dos camiones Kamaz fueron bombardeados tanto desde el aire, desde helicópteros, como desde tierra", agregó.

Borodai dijo que la mayoría de los muertos en las filas rebeldes cayeron por los ataques aéreos desde helicópteros y cazabombarderos. Los civiles murieron por los ataques del ejército ucraniano en barrios de viviendas, señaló, y dijo que sus familias "recibirán compensaciones" de las autoridades rebeldes.

Los insurgentes ucranianos informaron a última hora de la noche del lunes de la muerte de 35 milicianos que viajaban en un camión que fue alcanzado por una granada lanzada por las fuerzas gubernamentales en la región prorrusa de Donetsk (este).

Denuncian que los civiles murieron por los ataques del ejército ucraniano en barrios de viviendas"En Donetsk fue alcanzado un camión del batallón Vostok que transportaba heridos del aeropuerto bajo bandera de asistencia médica. Según datos preliminares, hay 35 muertos y 15 heridos", dijo Pável Gubarev, gobernador popular de Donetsk, en su página de Facebook.

El incidente ocurrió después de los combates que estallaron en el aeropuerto de la capital regional, que fue tomado hoy por un grupo de rebeldes que después recibieron refuerzos en forma de decenas de milicianos.

Gubarev también denunció numerosas muertes entre la población civil en la zona del puente de Putilovsk debido a los ataques con mortero del Ejército ucraniano.

El presidente electo de Ucrania, Petró Poroshenko, apoyó la continuación de la ofensiva militar contra los insurgentes, pero recalcó que "debe ser más efectiva, más corta en el tiempo y con las unidades mejor pertrechadas". "No puede durar dos o tres meses. Debe durar horas", señaló y descartó cualquier tipo de negociación con los insurgentes, ya que "ningún país civilizado mantendría negociaciones con terroristas, y nosotros somos un país civilizado".