Publicado: 05.05.2014 13:46 |Actualizado: 05.05.2014 13:46

Los prorrusos reconocen "muchas bajas" en los combates en Slaviansk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las milicias prorrusas reconocieron este lunes "muchas bajas" en los combates con las fuerzas ucranianas que se reanudaron hoy en la ciudad de Slaviansk, bastión insurgente de la región de Donetsk (este). "Hemos sufrido bajas, cerca de diez personas, incluidos civiles, y entre 20 y 25 heridos", aseguró a la agencia eststal rusa RIA Nóvosti el comandante de las llamadas fuerzas de autodefensa ígor Strelkov.

El insurgente, que precisó que los muertos son milicianos, destacó que los rebeldes lograron "frenar el avance del enemigo en las inmediaciones de la ciudad, pero con muchas dificultades". La televisión rusa confirmó que las milicias prorrusas habían sufrido numerosas bajas en la localidad de Semiónovka, a las afueras de Slaviansk, a lo que se sumaría un número indeterminado de civiles muertos.

Los prorrusos han decidido reforzar el puesto de control situado tras el puente que conduce al centro de la ciudad, el principal objetivo de la ofensiva ucraniana, junto a Kramatorsk, que se encuentra a unas pocas decenas de kilómetros.

Por su parte, el ministro del Interior, Arsén Avákov, reconoció que en Slaviansk los combates son intensos y que las tropas ucranianas han sufrido cuatro bajas mortales y 30 heridos en los combates con las milicias prorrusas en las afueras de Slaviansk

Abákov resaltó que los rebeldes prorrusos cuentan con armamento pesado, lo que ralentiza el avance por las calles de la ciudad de las fuerzas leales a Kiev. Según el Ministerio del Interior, las milicias prorrusas estarían integradas por menos de un millar de efectivos, entre los que figurarían veteranos de guerra y militares que sirvieron en los Ejércitos soviético, ruso y ucraniano.

Esta mañana, las fuerzas ucranianas consiguieron hacerse con el control de la torre de televisión de Slaviansk, situada en la aldea Andréyevka. Las tropas ucranianas, que están reforzadas por efectivos de la Guardia Nacional, comenzaron el pasado viernes la nueva ofensiva contra Slaviansk y Kramatorsk.