Publicado: 08.05.2014 12:11 |Actualizado: 08.05.2014 12:11

Los prorrusos de Ucrania desoyen a Putin y mantienen el referéndum separatista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los insurgentes prorrusos de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk (este) han rechazado este jueves la petición del presidente ruso, Vladímir Putin, de aplazar el referéndum separatista convocado para el 11 de mayo.

Así lo decidieron por unanimidad los miembros de la asamblea popular de Donetsk, que cumple hoy un mes de vida, y de la vecina Lugansk en sendas reuniones extraordinarias, anunciaron los líderes insurgentes en rueda de prensa. Un portavoz agradeció a Putin sus esfuerzos diplomáticos, pero agregó que la celebración de la consulta no es decisión de los líderes prorrusos, sino del pueblo de Donetsk, de mayoría rusohablante.

Los prorrusos de esas dos regiones limítrofes con Rusia se proponen preguntar este domingo a los electores si apoyan la independencia de sus territorios. En caso de que los votantes apoyen la independencia, el copresidente del gobierno de la República Popular de Donetsk, Miroslav Rudenko, aseguró que cinco regiones (Donetsk, Lugansk, Járkov, Odessa y Nikoláyev) formarían un nuevo Estado independiente que se llamaría "Novorossia" (Nueva Rusia).

Al explicar su llamamiento a aplazar las consultas independentistas, Putin argumentó que esos pasos crearían "las condiciones necesarias para el diálogo" con el Gobierno interino de Kiev. El presidente ruso también pidió a las autoridades de Ucrania que pongan fin a las acciones militares de castigo en las regiones de mayoría rusohablante.

"Las autoridades ucranianas jamás han llevado a cabo operaciones punitivas, en las regiones del sureste del país", replicó este jueves el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov. El Gobierno de Kiev, agregó, que está dispuesto a "dialogar con los representantes de los gobiernos y las comunidades locales, pero no con terroristas que tienen las manos manchadas de sangre".

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania rechazó esta semana la posibilidad de convocar un referéndum sobre el nuevo modelo de Estado el 25 de mayo, coincidiendo con las elecciones presidenciales. Los diputados del partido gobernante, Batkivschina (Patria), aseguraron que el referéndum nacional se celebrará cuando se estabilice la situación en el sureste del país, donde Kiev prosigue la ofensiva contra los bastiones prorrusos.

Ante ello, el Ministerio de Defensa ucraniano afirmó que proseguirá la operación militar, aplazamiento de las consultas separatistas aparte. El titular de la cartera, Andréi Parubi, señaló que la simple idea de celebrar esa votación popular "es una estafa política y una aventura" que no tiene perspectivas. Parubi informó de que a día de hoy se está reagrupando a las tropas en el este del país y mostró su optimismo acerca de los resultados de la ofensiva.

Por otro lado, la agencia rusa Itar-Tass ha informado, citando a la policía local, de la destrucción durante la noche por parte de desconocidos de un millón de papeletas para el referéndum de este domingo en Donetsk. Según testigos, los desconocidos entraron en una imprenta y destruyeron 800.000 papeletas preparadas para la consulta, además de la maquinaria empleada para ello. Además, se ha producido otro incidente similar en otra imprenta, donde se eliminaron 300.000 papeletas.

Los testigos acusaron a de los ataques a miembros de Sector de Derechas, formación ultra que respalda al Gobierno interino de Kiev, ya que los asaltantes llevaban símbolos acreditativos de su pertenencia a la organización. Se especula que este grupo estuvo detrás del incendio provocado que causó 46 muertos en Odesa.