Público
Público

Una protesta que dejaba en evidencia al régimen marroquí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Por qué se establece el campamento?
Los saharauis conviven en el Sáhara Occidental con las decenas de miles de colonos marroquíes que, desde los años noventa, Marruecos ha trasladado al territorio ofreciéndoles todo tipo de prebendas. El resultado es que, según el Frente Polisario, actualmente hay seis marroquíes por cada saharaui en los territorios bajo ocupación marroquí. Los puestos de trabajo, negocios como las licencias de taxi y las viviendas son para los colonos. Hartos de esta situación, un grupo de jóvenes acampó hace un mes cerca de El Aaiún para exigir trabajo, vivienda y educación. Lo que empezó como una protesta económica, se convirtió en la mayor manifestación de descontento popular desde la salida de España del territorio hace 35 años. Más de 20.000 saharauis se sumaron al campamento.

¿Era una amenaza para Marruecos?
Rabat pretende hacer creer a su opinión pública y también a la comunidad internacional que los saharauis se sienten marroquíes y que la aspiración a la autodeterminación es patrimonio de unos pocos exaltados. El lenguaje oficial marroquí pretende, por ejemplo, que los refugiados saharauis que viven en los campamentos de Tinduf (en Argelia) están 'secuestrados' por el Polisario. La protesta de Gdem Izik ponía de relieve la falsedad de esa ficción y la explosiva situación social en el Sáhara.

¿Por qué la ONU no interviene?
La Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) es la única misión de la ONU cuyo mandato no incluye la protección de los derechos humanos. Cuando el Frente Polisario, apoyado por Amnistía Internacional y Human Rights Watch, ha tratado de que se dotara a la misión de esa atribución, se ha topado con la oposición del paladín de Marruecos en la ONU: Francia, país con derecho a veto.

¿Cuál es el origen del conflicto?
En 1974, España se comprometió a organizar un referéndum de autodeterminación para descolonizar el Sáhara. No sólo no lo hizo, sino que, en la agonía de Franco, el 14 de noviembre de 1975, cedió a Marruecos y a Mauritania la administración de su colonia en virtud de los ilegales Acuerdos de Madrid. España salió del Sáhara y Marruecos se apoderó de él, e incluso llegó a atacar con napalm a los saharauis que huían por el desierto. Desde entonces, una parte de este pueblo sigue refugiado en los campamentos de Tinduf, mientras que otros saharauis viven en la zona ocupada por Marruecos, que carece de título legal alguno, soberanía y administración sobre el territorio.