Público
Público

El PS francés exige a Sarkozy que rinda cuentas del 'affaire L'Oréal'

La oposición pide una investigación judicial por el fraude fiscal de Bettencourt

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La oposición socialista francesa ha decidido no dejar ni un respiro al Gobierno en el escándalo sobre la implicación de la esposa del ministro de Trabajo, Eric Woerth, en la trama de evasión fiscal de la multimillonaria y heredera de L'Oréal Liliane Bettencourt. Tras una primera tanda de puntiagudas interpelaciones al Gobierno en la Asamblea Nacional, los socialistas arremetieron de nuevo ayer. Los conservadores se cerraron en banda, e incluso se permitieron dar lecciones de moral.

La indignación fue palpable en el hemiciclo de la Asamblea cuando los socialistas torpedearon al Gobierno preguntando si iba a haber una investigación judicial por el fraude fiscal de Bettencourt, una mujer que, además de evadir impuestos, firmó cheques de financiación para el partido del presidente Nicolas Sarkozy, la UMP.

La ministra de Justicia, Michèle Alliot-Marie, afirmó que no ordenará tal investigación porque 'el código de procedimiento fiscal estipula que sólo puede haber investigaciones de la fiscalía después de que haya dictamen de la Comisión de Infracciones Fiscales'. Dicha comisión depende del Ministerio del Presupuesto, que fue ocupado por el propio Woerth. Y la ministra de Justicia acusó a la oposición de olvidarse de la presunción de inocencia.

El pistoletazo de salida de la ofensiva lo dio el portavoz del Partido Socialista, Benoît Hamon. Las grabaciones de conversaciones de la multimillonaria con su gestor de fortuna, Patrice De Maistre, revelan 'fraude y evasión fiscal' de la multimillonaria vía una empresa para la que trabajaba la esposa del ministro, dijo. Apuntan que 'la señora Woerth trabajaba allí a petición de su esposo, entonces ministro del Presupuesto y encargado de la lucha contra el fraude y la evasión fiscal'. También subrayan que Bettencourt 'firmó varios cheques para candidatos de la UMP', añadió Hamon.

'Pedimos al señor Woerth que se explique sin rodeos', concluyó el socialista. Citó la necesidad de aclaraciones sobre el 'conflicto de intereses' entre el papel de su esposa y el de un ministro que fue del Presupuesto, y ahora se ocupa de pensiones y sueldos de funcionarios. Pidió que aclare la naturaleza de las sumas vertidas por ella a la UMP, de la que Woerth es tesorero.

El ministro de Trabajo calificó de 'inmundas' las interpelaciones parlamentarias y el primer ministro, François Fillon, subrayó que 'Woerth es un hombre íntegro' y prometió medidas para avanzar 'en la transparencia y en ser ejemplares'.