Público
Público

Putin amenaza a EEUU con un rearme nuclear

Moscú presiona a Washington para firmar el tratado START

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si EEUU no ratifica el nuevo tratado START de desarme nuclear en el Senado e intenta desplegar el escudo antimisiles en Europa, la consecuencia lógica será que Rusia se rearme nuclearmente, según explicó el primer ministro, Vladimir Putin, en una entrevista con la cadena CNN.

El desarrollo y despliegue de nuevas armas nucleares en Rusia 'no es nuestra elección. No queremos que suceda. Tampoco es una amenaza. Es lo que todos esperamos que ocurra si no llegamos a un esfuerzo conjunto' en materia de desarme, aseguró.

Por ese motivo, porque la alternativa al desarme es el rearme, Putin declaró que 'sería estúpido' que el Senado no ratifique el tratado bilateral firmado en abril por el presidente de EEUU, Barack Obama, y el presidente ruso, Dmitri Medvédev, para reducir los arsenales atómicos a 1.550 cabezas nucleares por país.

El nuevo START es interpretado como un instrumento fundamental para el acercamiento entre Washington y Moscú, ya que Rusia lo ve como una señal de que Obama es firme en su intención de no construir un escudo de defensa antimisiles en Europa.

La posibilidad de crear ese escudo deteriora desde hace años las relaciones bilaterales, sobre todo, con los republicanos en el poder.

Siempre 'se nos ha dicho que lo construirían para proteger EEUU contra, digamos, la amenaza nuclear iraní', observó Putin, quien añadió: 'Esa amenaza ahora no existe'.

Sin embargo, los republicanos han visto en el nuevo START un arma más para erosionar la política exterior de Obama. El presidente norteamericano quiere que el Senado lo ratifique este año, ya que el anterior START expiró en diciembre pasado dejando en suspenso, entre otras cuestiones, las inspecciones bilaterales para comprobar el cumplimiento del desarme en las dos naciones.

La estrategia de los republicanos es retrasar la votación para el año que viene, ya que entonces entrará a funcionar el nuevo Senado y tendrán una mayor capacidad para oponerse al tratado al contar con más escaños. Para conseguir la ratificación este año, Obama tiene que convencer a nueve senadores republicanos mientras que el año que viene tendría que atraer a 14.

Obstáculos republicanos

Pese a los obstáculos republicanos, el Gobierno de Obama sigue persiguiendo su política de acercamiento a Rusia. Un paso en esa dirección fue el anuncio hecho por el comandante en jefe del Ejército ruso, Alexander Postnikov, sobre la celebración en 2012 de unas maniobras militares conjuntas, que serán las primeras desde 2007.

Postnikov agregó que se prevé una serie de viajes de militares rusos a centros de adiestramiento situados en Europa Occidental y en EEUU dentro de un programa de intercambio profesional.

Al mismo tiempo, Obama intenta también avanzar la agenda de desarme más allá de Rusia y el miércoles anotó un éxito para su diplomacia. Tras reunirse en Astana, Kazajs-tán, con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el ministro de Asuntos Exteriores bieloruso, Sergey Martinof, anunció que su país eliminará los almacenes de plutonio que aún posee. Para que esa tarea se logre 'lo antes posible', Bielorusia contará con la cooperación de EEUU. La intención de Bielorusia y Washington es que la eliminación de esos almacenes de plutonio se haya logrado para el año 2012, cuando se celebrará la cumbre sobre Seguridad Nuclear.