Publicado: 11.04.2014 19:36 |Actualizado: 11.04.2014 19:36

Putin asegura que Rusia no planea cerrar el grifo del gas a Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha dejado claro que su país no planea cerrar el grifo del gas a Ucrania y ha garantizado el pleno cumplimiento de sus obligaciones ante los consumidores europeos. No obstante, el jefe del Kremlin advirtió de que ello depende del tránsito del combustible por el territorio de Ucrania.

A través de la red de gasoductos de Ucrania, transita casi la mitad del gas que Rusia exporta a los países europeos. Putin recordó que, según los contratos vigentes, la gasística rusa Gazprom tiene derecho, y así se lo ha recomendado el Gobierno, a cobrar por adelantado los 2.200 millones de dólares que debe Kiev.

El presidente ruso explicó que, en mayo próximo, Ucrania recibirá sólo el volumen de gas que pague este mes. "Le pido al Gobierno y a Gazprom que informen de estas disposiciones del contrato a nuestros socios europeos", dijo Putin en alusión a las cláusulas que prevén que, en caso de impagos, la empresa gasística podrá exigir el pago por adelantado de los suministros.

Por su parte, el comisario de Energía de la UE, Günther Oettinger, anunció que está trabajando en un plan para que Ucrania pueda saldar las deudas por el consumo de gas ruso. "No hay ningún motivo para el pánico", aseveró Oettinger en una entrevista con la emisora austríaca ORF, en la que se refirió a un plan internacional para ayudar a Ucrania a pagar lo que debe. "Estoy preparando una solución que será parte del paquete de ayuda a Ucrania del Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Banco Mundial, y que hará posible el pago de facturas pendientes", abundó el político alemán.

El comisario agregó que la UE está en contacto con Ucrania y su compañía de gas para lograr "que el país siga siendo solvente" y que sus deudas no crezcan. "Creo que, para eso, tenemos que encontrar soluciones en las próximas semanas", dijo el comisario, quien recordó que el lunes se reunirán los ministros de Energía y de Exteriores de la UE. El comisario explicó que se está trabajando para calcular las deudas estatales y los fondos que Ucrania necesita de forma inmediata, pero argumentó que el proceso puede llevar un tiempo y debe hacerse con controles. "En las democracias, va un poco más lento que en Moscú", dijo el comisario.

Oettinger reconoció que los gasoductos que pasan por Ucrania son necesarios para garantizar un buen suministro de gas ruso en la Unión Europea, pero rechazó que haya motivos para preocuparse tras las advertencias de Moscú de que los impagos de Kiev pueden afectarlo. "Los rusos quieren distribuir gas porque quieren vender gas y ganar dinero", comentó el comisario. El responsable comunitario opinó que no pueden tomarse las amenazas rusas al pie de la letra y que la advertencia formulada ayer por el presidente Vladímir Putin es parte de una "partida de póquer", tras destacar que Europa sigue siendo el mejor mercado para el gas ruso. Oettinger insistió en que parte de las facturas reclamadas por Rusia no son correctas y que Ucrania pagará "no según los cálculos de Vladímir Putin, sino de lo que es contractualmente correcto".