Público
Público

Putin se autoproclama el "defensor de la patria" rusa

El primer ministro congrega a 130.000 personas en un estadio de Moscú 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vladímir Putin, primer ministro ruso y según todos los sondeos candidato favorito en las elecciones presidenciales del 4 de marzo, eligió el día del Defensor de la Patria y en el que Rusia felicita a los hombres que han servido alguna vez en el Ejército, para celebrar un mitin de carácter patriótico, en el que instó a defender Rusia.

En el acto más multitudinario de su campaña, que según la Policía reunió a unas 130.000 personas en el estadio olímpico moscovita de Luzhnikí, Putin espoleó a los asistentes: 'No permitiremos que nadie interfiera en nuestros asuntos internos ni nos imponga su voluntad'. Además, Putin trató a sus partidarios de 'defensores de la patria' porque, entre todos, evitarán 'que destruyan Rusia'.

El candidato insta a combatir «la pobreza,la injusticia y los sobornos» en Rusia

Durante esta campaña, Putin, que se ha negado a participar en debates con otros candidatos, se ha limitado a desglosar su futuro programa de acción en una serie de artículos de carácter populista publicados en la prensa y el acto se interpreta como una respuesta a las protestas opositoras previstas para este fin de semana. Putin hizo un paralelismo con el año 1812, cuando los rusos ganaron a las tropas francesas de Napoleón en la batalla de Vorodinó, cerca de Moscú, y reivindicó: 'Somos un pueblo vencedor, lo llevamos en los genes, y ahora también ganaremos'.

Para el hombre fuerte de Rusia, que llegó al poder a finales de 1999 como primer ministro, ahora no es suficiente con ganar las elecciones, en las que se enfrenta a cuatro candidatos, sino que hay que superar muchos problemas como 'la injusticia, los sobornos, las groserías de los funcionarios, la pobreza y la desigualdad'. Putin no quiso relajarse y terminó su intervención gritando: '¡La batalla por Rusia continua, y la victoria será nuestra!'.

Mientras, en las gradas dos señoras muy contentas de ver a Putin se peleaban con un hombre muy alto que las molestaba porque decía que tenía ganas de irse a beber. El hombre, que se había pasado el mitin leyendo una novela policiaca, dijo que era 'una pena haber permitido todo lo que ha hecho el poder actual y que se haya llegado a la situación actual, sin alternativa política'.

Varios colectivos profesionales acudieron al mitin bajo amenazas

Los alrededores del estadio se llenaron de autocares, que llevaron a gente de fuera de la capital organizada por regiones, sindicatos o asociaciones. El candidato comunista a la presidencia, Guennadi Ziugánov, denunció el abuso del recurso administrativo a favor de Putin. Durante la semana, la prensa informó de que a muchos colectivos profesionales se les obligaba a asistir al mitin bajo amenazas. Entre los asistentes, costaba encontrar a gente que argumentase el porqué de su apoyo a Putin.

La poca espontaneidad del acto también se notó en los carteles, impresos y hechos en serie, como los que rezaban 'Putin es nuestro camino' o 'A favor de la estabilidad', pero que al terminar estaban apilados al lado de una papelera.