Publicado: 11.10.2015 16:54 |Actualizado: 11.10.2015 18:27

Putin descarta el envío de tropas a Siria y niega que quiera entrar
en una guerra "interreligiosa"

La aviación rusa bombardea 63 objetivos del Estado Islámico en las últimas 24 horas

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El presidente ruso Vladimir Putin, reunido con los miembros del Consejo de Seguridad. REUTERS/Alexei Nikolsky/RIA Novosti/Kremlin

El presidente ruso Vladimir Putin, reunido con los miembros del Consejo de Seguridad. REUTERS/Alexei Nikolsky/RIA Novosti/Kremlin

MOSCÚ.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha descartado el envío de tropas a Siria y ha asegurado que los "amigos" de Damasco ya saben que no tendrá lugar una ofensiva terrestre, "independientemente de lo que ocurra" durante el conflicto.

La aviación rusa inició el 30 de septiembre los ataques aéreos contra grupos terroristas en Siria, principalmente Estado Islámico. Desde entonces, también ha ampliado esta ofensiva lanzado misiles desde el mar Caspio. Sin embargo, la hipotética ofensiva terrestre está "descartada", en palabras de Putin, que ha concedido una entrevista a la cadena de televisión Rossiya-24. "Independientemente de lo que ocurra, no vamos a hacerlo y nuestros amigos sirios lo saben", ha subrayado, en alusión al régimen de Bashar al Assad.



Putin, asimismo, ha negado que la ofensiva lanzada en Siria haya sido improvisada. En este sentido, ha afirmado que antes del inicio de las operaciones se realizaron operaciones de reconocimiento "aéreo y espacial" y se compararon datos con otras fuentes.

Rusia actúa en Siria al margen de la coalición antiterrorista que encabeza EEUU y, a diferencia de este bloque, cuenta con el permiso del régimen de Al Assad. Los contactos entre rusos y norteamericanos se han limitado hasta ahora a garantizar la seguridad de sus respectivos aviones.

Putin ha asegurado que no pierde la esperanza de que otros países se sumen a la ofensiva de Rusia, con la que Moscú no quiere ni iniciar una guerra interreligiosa ni crear un imperio, según las palabras del propio mandatario, recogidas por las agencias de noticias rusas.

Imagen del Ministerio de Defensa ruso de un ataque de su aviación en suelo sirio. EFE/EPA/RUSSIAN DEFENCE MINISTRY

Imagen del Ministerio de Defensa ruso de un ataque de su aviación en suelo sirio. EFE/EPA/RUSSIAN DEFENCE MINISTRY

El presidente ha dicho estar abierto a "esfuerzos conjuntos" y ha puesto como ejemplo de esta voluntad la notificación dada a la comunidad internacional por "cortesía". "Nunca nos han notificado misiones similares, pero nosotros hemos decidido hacerlo", ha indicado. Putin ha añadido que "la opción más fácil" sería unirse a Rusia, habida cuenta de que es el único país que tiene "mandato" del Gobierno sirio. El mandatario ha aprovechado para poner en cuestión a la coalición estadounidense por lanzar una operación "ilegal".

Siguen los ataques

Mientras, la aviación rusa continúa sus ataques en Siria. Los aviones rusos han atacado en las últimas 24 horas 63 objetivos del Estado Islámico, según el Ministerio de Defensa. "Los aviones del grupo aéreo ruso destruyeron 53 fortificaciones defensivas de los terroristas, un puesto de mando, cuatro campamentos de entrenamiento de terroristas, siete arsenales, una batería de artillería y una de morteros", dijo en una comparecencia de prensa, el portavoz de esa cartera, general Ígor Konashenkov.

Agregó que aviones Su-34, Su-24M y Su-25SM realizaron un total de 64 misiones contra objetivos situados en las provincias de Hama, Latakia, Idebl y Raqqa, operaciones en las que contaron con la cobertura de cazas Su-30.

El portavoz indicó que, en particular, en la localidad de Salma aviones Su-24 destruyeron un puesto de mando del EI que "coordinaba las acciones de los terroristas en la provincia de Latakia".