Público
Público

Rusia Putin, más machista que nunca: "Yo no tengo días malos porque no soy mujer" 

El presidente ruso enseña su lado más machista y homófobo en un documental dirigido por el cineasta Oliver Stone que se estrena la semana próxima en la cadena NBC. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Putin aparece en una pantalla gigante durante un foro económico en San Petersburgo. | REUTERS

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, muestra su lado más machista y homófobo en un documental dirigido por Oliver Stone que muestra el día a día del presidente ruso. "Yo no soy mujer, así que no tengo días malos. No pretendo insultar a nadie; es solo la naturaleza de las cosas. Hay ciertos ciclos naturales", le dice Putin a Stone mientras pasean por la sala dorada del trono en el Kremlin. 

No es la única declaración polémica que aparece en el documental, que aún no se ha estrenado pero del que Bloomberg ofrece un adelanto. Stone pregunta a Putin por la difícil situación de los homosexuales en Rusia, Putin niega que en su país exista discriminación contra los gays. Stone le pregunta a Putin si se ducharía con un homosexual en un submarino en el que estuvieran los dos de servicio y la respuesta de Putin no tiene desperdicio: "Bueno, preferiría no ir a la ducha con él. ¿Para qué provocarlo? Tú sabes, soy maestro de judo".

El documental de Stone, que se emitirá la próxima semana en la cadena NBC, muestra al Putin más lenguaraz y se le puede conduciendo por Moscú o haciendo ejercicio. El presidente ruso ha realizado declaraciones polémicas en otras ocasiones: durante la campaña electoral de Estados Unidos varios medios publicaron que Trump frecuentaba prostitutas rusas, a lo que Putin respondió: "No creo que lo haga, aunque todo el mundo sabe que las prostitutas rusas son las mejores del mundo". 

También estuvo cargado de polémica su mensaje con motivo del Día de la mujer el pasado 8 de marzo. Putin puso más enfasis en resaltar la belleza de las mujeres y su papel en las labores del hogar antes que reivindicar sus derechos en Rusia. Bajo su mandato se ha suavizado la ley que castiga la violencia de género pese a que en Rusia cada 40 minutos es asesinada una mujer.