Público
Público

Putin regresará al Kremlin tras intercambiar cargo con Medvédev

El primer ministro ruso volverá a la Presidencia tras las elecciones de marzo y pasa el Gobierno a su apadrinado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el congreso que el partido oficialista Rusia Unida celebró ayer, el líder delKremlin, Dmitri Medvédev, propuso formalmente al expresidente y actual primer ministro, Vladímir Putin, como candidato a las próximas elecciones presidenciales de marzo del 2012.

Ese anuncio sirvió para despejar la principal intriga que ha dominado la vida política rusa de los últimos cuatro años, que era si Putin tenía intención de regresar al Kremlin en 2012, después que lo abandonara en 2008 porque la Constitución rusa sólo permite dos mandatos presidenciales consecutivos. En unas elecciones en las que se presentaron cuatro presidenciables, pero a las que no pudo acceder ningún candidato realmente opositor, Putin y Medvédev escenificaron la transferencia de poder y el primero se trasladó a la Casa Blanca (sede del Ejecutivo ruso) como jefe de Gobierno. Todo apuntaba que la aparición de Medvédev sólo se trataba de una maniobra de Putin para poder volver después al Kremlin, pero el actual presidente no había descartado en ningún momento volver a presentarse.

El presidente actual pasará a liderar el partido Rusia Unida para las legislativas

El punto cúspide de la reunión de ayer ya que los analistas esperaban ese anuncio a finales de año llegó con la propuesta de Medvédev para que 'el congreso apoye la candidatura del presidente del partido, Vladímir Putin, en el cargo de presidente del país'. La petición del jefe delKremlin, que según señaló 'había sido muy meditada', fue recibida con grandes ovaciones. Putin, por su parte, contestó a la oferta diciendo: 'Para mí es un gran honor'. Y tras agradecer el apoyo de sus compañeros de partido, anunció que después de las elecciones Medvédev encabezará el Gobierno para dedicarse a la modernización del país.

En el 2008 se adoptó una reforma constitucional que prolongó los mandatos presidenciales de los 4 años actuales a 6 a partir de las elecciones de 2012, y Putin podría volver a presentarse en2018 y continuar como líder del Kremlin hasta 2024.

Putin, que además de primer ministro ahora es el presidente de Rusia Unida, pidió a Medvédev que encabezara su formación en los comicios legislativos del próximo diciembre porque considera que la presencia en las listas del jefe de Estado 'realza la autoridad del partido y le garantiza una victoria esperada y honesta'.

La oposición clama que la maniobra es 'el peor escenario posible' para el país

Medvédev aceptó la petición de Putin porque 'el partido ha ayudado de forma activa al curso del presidente'. Y 'porque tenemos unas ideas comunes sobre el futuro del país'. Además, por si quedase alguna duda de que la formación oficialista tiene la victoria asegurada, al igual que Putin, ya que tienen toda la maquinaria estatal a su servicio, el presidente subrayó que'Rusia Unida va a las elecciones para ganar, y para no entregar el país a aquellos que lo quieren destruir'.

Entre las prioridades del desarrollo de la Federación Rusa, Medvédev que ha ejercido de jefe del Kremlin durante cuatro años en los que ha hecho muchos discursos sobre la modernización y la democratización pero no se han notado cambios significativos enumeró el cumplimiento de las garantías sociales, la lucha contra la corrupción y la modernización de la economía. Asimismo, e ignorando las trabas que se continúan poniendo en Rusia a las formaciones opositoras para registrarse y el hecho que se silencien las voces disidentes, Medvédev recalcó que era importante la consolidación de un moderno sistema político 'que dé la posibilidad a todos, incluidos los grupos sociales pequeños, de ser escuchados y formar parte del proceso de gestión'.

Aunque durante la presidencia actual continuamente haya dominado la sospecha que quien mandaba realmente era Putin, en algunos círculos democráticos y liberales cabía la esperanza de que un segundo mandato deMedvédev podría servir para impulsar la democratización del país. Así que la reacción de la oposición a la entronización de Putin fue inmediata.

Grigori Yavlinski, exlíder del partido demócrata Yábloko que encabezará la formación en los comicios legislativos de diciembre, lamentó la decisión de Medvédev porque 'la candidatura de Putin a la Presidencia evidencia la intención de Rusia Unida de dejarlo todo como está ahora durante 12 años más'.

Para Borís Nemtsov, exviceprimer ministro y uno de los líderes del opositor Partido de la Libertad Popular (PARNAS, por sus siglas en ruso), que no pudo ser registrado ante el Ministerio de Justicia, la propuesta de Medvédev es 'el peor escenario posible para Rusia'. Nemtsov está convencido que el regreso de Putin al Kremlin irá acompañado de una caída del nivel de vida y un crecimiento de la delincuencia económica. Durante el congreso celebrado ayer, los líderes de PARNAS hicieron un llamamiento a boicotear las elecciones.

Vladímir Rizhkov, ex diputado y uno de los líderes de PARNAS, quiso hacer un balance del Gobierno de Putin durante el cual 'la élite gobernante ha gastado los últimos diez años enriqueciéndose y sacando los activos del país'. El resultado, según Rizkhov, 'es catastrófico: aviones que se estrellan, accidentes de barco y trenes, ataques terroristas continuos; el país no se está desarrollando y está asolado por la corrupción'.

Gleb Pavlovski, experto del Fondo de Política Efectiva, calificó el anuncio de ayer del jefe del Kremlin de 'capitulación política de Medvédev' y no descartó que el todavía presidente haya sido presionado para tomar esta decisión.