Público
Público

Pyongyang amenaza a Seúl y la comunidad internacional pide calma

El Gobierno surcoreano reacciona con cautela, aunque el Ministerio de Exteriores se plantea llevar el caso a la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Han empezado a sucederse las reacciones tras el ataque de artillería llevado a cabo este martes por Corea del Norte contra una isla surcoreana. La primera comunicación oficial de Seúl vino del presidente Lee Myung-Bak, que llamó a la calma para evitar que la violencia pueda ir a más: 'Debemos manejar con cuidado la situación para prevenir una escalada de la violencia'.

Por su parte, según recoge la agencia Reuters, el Ministerio de Exteriores está meditando llevar el caso ante Naciones Unidas. Esto aumentaría considerablemente las presiones sobre Corea del Norte, que puede enfrentarse a más sanciones de la comunidad internacional.

Sin embargo, eso no parece molestar a Pyongyang, que ha amenazado con ataques militares 'sin piedad' en caso de que las fuerzas surcoreanas traspasen 'un milímetro' las aguas territoriales norcoreanas, según informa la agencia oficial de Corea del Norte, KCNA. 

EEUU habla de 'posición beligerante'

La Casa Blanca también ha emitido un comunicado de condena exigiendo a Corea del Norte a detener este tipo de acciones: 'Estados Unidos condena con fuerza este ataque y llama aCorea del Norte a terminar con su posición beligerante y respetar los términos del Armisticio. EEUU está comprometido con la defensa de nuestro aliado, la República de Corea, y el mantenimiento de la paz y la estabilidad en la región'.

También en tono de condena, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se ha referido al ataque. 'Lo que ha ocurrido es condenable. Los que lo comenzaron y dispararon contra la isla surcoreana', ha dicho, 'asumen sin duda una enorme responsabilidad'. Lavrov ha pedido 'acabar cuanto antes cualquier intercambio de ataques' y ha hecho un llamamiento para que se tomen 'medidas inmediatas para calmar la situación e impedir la repetición de acciones similares en el futuro'. 

Rusia condena y pide calma a ambos bandos

El Gobierno de Pyongyang, cuya economía depende básicamente de China, ha recibido un mensaje de alerta por parte de Pekín. 'China expresa su preocupación sobre esta situación', señaló en rueda de prensa el portavoz de turno del ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei, quien añadió: 'La situación necesita ser verificada'.

El portavoz pidió una verificación sobre los disparos realizados por Corea del Norte y llamó a los dos países a que 'hagan más para contribuir a la paz y la estabilidad en la península coreana'.

Preocupación también en Alemania, cuyo ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, pidió 'una actuación sensata de todos los implicados' y transmitió las 'condolencias' del Ejecutivo federal 'a los ciudadanos de la República de Corea y su Gobierno en esta difícil situación'. 

Japón ha calificado a través del secretario del Jefe de Gabinete, Yoshito Sengoku, el ataque de Corea del Norte como 'imperdonable' y ha condenado el incidente. 

La ministra de Defensa, Carme Chacón, en unas declaraciones en Tele 5, dijo esta mañana que 'de confirmarse la noticia se trata de un hecho grave y debería manifestarse el Consejo General de Naciones Unidas'.