Publicado: 27.11.2015 21:49 |Actualizado: 28.11.2015 08:00

Radiografía de los atentados del Estado Islámico en el mundo

El grupo yihadista ha causado en los últimos 18 meses más de 1.600 muertos en 20 países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Gráfico de 'Le Monde' con los atentados y los muertos reivindicados y atribuidos al Estado Islámico.

Gráfico de 'Le Monde' con los atentados reivindicados y atribuidos al Estado Islámico. Abajo, las víctimas por países.

El Estado Islámico ha cometido 83 atentados y ejecuciones de rehenes desde que proclamó su califato en junio de 2014. Sus 1.600 muertos en varios países lo convierten en el grupo terrorista más mortífero, según Le Monde, que ha radiografiado el terror sembrado por la organización yihadista (en la que incluyen los ataques perpetrados por Boko Haram y otros grupos afines).

Egipto y Nigeria, con 289 y 272 muertos, respectivamente, han sido los territorios más castigados, seguidos de Yemen, con 250. Las ciudades más afectadas han sido Rakka (proclamada capital del Estado Islámico), Maiduguri (capital del estado nigeriano de Borno), Saná (capital de Yemen) y Riad (capital de Arabia Saudí). En Europa, el objetivo de los yihadistas fue París, que sufrió varios atentados el pasado 13 de noviembre en los que fallecieron 130 personas (fotogalería)

Aunque todos los continentes, excepto Suramérica, han sufrido los ataques, los países más afectados han sido los de Oriente Próximo y África. En concreto, Nigeria sufrió trece ataques y Arabia Saudí, diez. Los grupos más sanguinarios son el Estado Islámico y Wilayat Al-Sudán Al-Gharbi, como se hace llamar ahora Boko Haram.



El Estado Islámico no reivindicó los atentados fallidos, mientras que Boko Haram no suele hacer pública su autoría, aunque su modus operandi hace que el Gobierno nigeriano termine atribuyéndoselos.

Egipto y Nigeria, con 289 y 272 muertos, han sido los países más castigados

Las decapitaciones de rehenes han ido descendiendo con el paso del tiempo, según el informe de Le Monde, a la vez que se incrementaban los atentados suicidas.

Aunque algunas acciones del Estado Islámico podrían sugerir que los judíos están en su punto de mira, en realidad las principales víctimas son musulmanes. Entre la veintena de atentados contra templos religiosos, sólo hubo un ataque a una sinagoga y a una iglesia, mientras que las mezquitas atacadas fueron dieciocho.

Los días de la semana en los que más ataques y ejecuciones se han producido desde 2014 han sido los viernes (día sagrado del islam), con 22; los miércoles, con 14; y los sábados, con 13.

lea también...