Publicado: 23.04.2014 20:08 |Actualizado: 23.04.2014 20:08

Rafael Correa: "El problema de la economía está en quién es el que domina el poder"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"La solución de la crisis es un problema político, de quién manda, si las élites o las mayorías". De esta forma se ha expresado el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien ha sido investido este miércoles doctor honoris causa por la Universitat de Barcelona (UB) en reconocimiento a sus políticas económicas alternativas, que han conseguido sacar de la crisis y reducir la pobreza, el desempleo y las desigualdades en su país.

Correa ha recibido de manos del rector de la UB, Dídac Ramírez, el birrete, el anillo y los guantes blancos, símbolos del doctorado honoris causa, en una solemne ceremonia de investidura, y ha agradecido la distinción tras calificar de "héroes" a los emigrantes que han enviado sus remesas de millones de euros al país cuando éste estaba sumido en una profunda crisis.

Correa ha dedicado su galardón a estos inmigrantes: "Ojalá se entienda que son exiliados de la pobreza" que dejó en Ecuador la crisis iniciada en 1994 con la desregulación bancaria, ha recordado, en una intervención en la que también ha apelado a la recuperación del control del capital por parte de las sociedades y ha invitado a Europa y, en particular a España, a no repetir los errores que cometió Ecuador y a entender que la salida de la crisis es tan solo una cuestión de voluntad política. 

El presidente ecuatoriano ha desgranado durante casi dos horas los logros de su gobierno en materia educativa, económica, social y medioambiental con la aplicación de una "economía no ortodoxa pensada para las personas, no para las élites".

Correa ha presumido de que Ecuador es el líder en la zona andina de la reducción de desigualdades y también de la reducción de la pobreza. El gobernante latinoamericano ha señalado que la reducción de la pobreza en su país ha pasado del 37,6% al 25,6%, y la extrema pobreza del 16,9% al 8,6%, en los años que lleva gobernando.

Su discurso, aplaudido en varias ocasiones por el público que abarrotaba el Paraninfo de la universidad barcelonesa, ha estado lleno de argumentos a favor de la ruptura con la ortodoxia económica y las directrices hipotéticamente técnicas de las instituciones financieras. "Vencer a la pobreza es el imperativo moral de la humanidad, no sólo porque es el mayor atentado en contra de los derechos y las libertades humanas, si no porque por primera vez en la historia no es fruto de la escasez de recursos, sino de sistemas excluyentes".

Rafael Correa, que es economista, ha explicado cómo su país salió de la crisis aplicando una política económica y social completamente distinta a la que se lleva a cabo en Europa, que, según ha dicho, sólo legitima "el poder de las élites".

De esta forma Correa ha indicado que "el mayor daño que se hizo a los países fue cuando se depojó a la economía de la economía política. Los problemas económicos son culpa de las decisiones políticas". "Dominan los intereses del gran capital, especialmente el financiero".

Asimismo, ha desgranado los logros de su mandato --ha ganado sucesivamente las elecciones de 2006, 2009 y 2013--, que se han concretado en la superación de la "triste y larga noche neoliberal" y en el denominado Socialismo del siglo XXI, una ideología que supera la doctrina socialista clásica porque respeta la propiedad privada y soluciona las tensiones entre capital y trabajo humano mediante otras recetas modernas, ha explicado. 

Correa ha insistido en que en Europa "toda la economía está en función del capital financiero" y ha alertado de "las mismas recetas caducas de austeridad en favor del capital y detrimento de las personas".

"Cuesta creer como se legitiman los abusos del capital en España; los bancos, cuando había exceso de liquidez, prestaban incluso para comprar muebles y coches", ha denunciado Correa, que ha calificado de "economía del absurdo" que las familias sean desahuciadas y mantengan deudas bancarias de por vida.

Tras criticar las cláusulas abusivas de las hipotecas en España y defender la dación en pago en los casos de desahucios, ha denunciado que los banqueros "te prestan el paraguas cuando hace sol y te lo quitan cuando empieza a llover".

Para salir de la crisis, ha recomendado "recuperar el poder de los ciudadanos sobre el capital y sobre los mercados, y que dejen de gobernar las élites económicas, cambiar las relaciones de poder".