Público
Público

Rajoy convoca al embajador de EEUU para pedirle explicaciones sobre el escándalo de espionaje

El presidente ha solicitado una reunión con el diplomático a través de Margallo. El ministro reconoció que llevaban dos meses esperando una explicación por el espionaje masivo de las telecomunicaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha solicitado al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que convoque al embajador de EEUU en Madrid, James Costos, para pedirle explicaciones sobre el escándalo de espionaje masivo que ha llevado a cabo la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Así lo ha comunicado Rajoy en una rueda de prensa desde Bruselas después de que terminara la cumbre de líderes europeos.

España, tal y como reconoció esta semana el propio Margallo, había pedido explicaciones a la embajada estadounidense el pasado verano a raíz de las filtraciones del extécnico de la CIA, Edward Snowden, publicadas por varios diarios europeos. El ministro dijo que aunque al Gobierno no le consta haber sido espiado, no había recibido una sola respuesta en dos meses.

La decisión de Rajoy llega el mismo día en que el diario británico The Guardian publicara un información en la que, según los papeles de Snowden, quedaría demostrado que EEUU pinchó el teléfono de 35 líderes mundiales. Entre ellos está la canciller alemana, Angela Merkel, que ha mostrado su preocupación e indignación durante la cumbre, aunque cabe recordar que el propio Snowden había asegurado que el Gobierno alemán conocía a la perfección y permitía el espionaje de la NSA

A las 10:30 horas del lunes 28 el embajador de EEUU en España acudirá al Ministerio de Asuntos Exteriores para reunirse con su titular, José Manuel García Margallo, según ha confirmado éste en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, informa Ana Pardo de Vera. El encuentro no se ha producido hoy porque Costos está en Oviedo, participando en la ceremonia de entrega de los Premios Príncipes de Asturias.

El jefe de la Diplomacia española, que ha convocado al embajador estadounidense por orden del presidente del Gobierno, pedirá al recién llegado representante de Washington información sobre un presunto espionaje de Estados Unidos a España, incluidas conversaciones telefónicas de Mariano Rajoy cuyo pinchazo por parte de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA, en sus siglas en inglés) podría estar incluido en los rastreos a las comunicaciones de 35 líderes mundiales, según publica hoy El País.

Margallo, como minutos antes el propio presidente del Gobierno, ha negado que exista 'confirmación expresa o constancia' de que Rajoy haya sido espiado, aunque se ha remitido a la reunión del lunes para aclararlo y, tal y como adelantó el jefe del Ejecutivo desde Bruselas -donde el tema del espionaje ha protagonizado el Consejo Europeo por encima de la agenda prevista de los Veintiocho-, tomar las 'decisiones' que procedan. El ministro, sin embargo, ha adelantado que 'el Gobierno español ha hecho constar que esta práctica, de confirmarse, es absolutamente inaceptable e inamisible entre gobiernos socios, amigos y aliados'. La protección de la privacidad, según Margallo, supone una 'línea roja muy difícil de asumir' al tratarse de los derechos 'a la intimidad y a la privacidad' de las personas.

A preguntas de los periodistas, el ministro de Asuntos Exteriores ha explicado que también el embajador de España en Washington está informado de este asunto y los sigue 'puntualmente'.

Las críticas al Ejecutivo por su inacción en el tema del espionaje estaban empezando a hacerse cada vez más pesadas y esta mañana el coordinador federal de IU, Cayo Lara, exigía al Ejecutivo que llamara a consultas al embajador para saber si España ha estado siendo espiada. Rajoy, como Margallo, ha asegurado que no le 'consta' que España haya sido espiada. 'Seguimos obteniendo información para formarnos una idea más clara, por eso he pedido al ministro de Exteriores que convoque al embajador', ha dicho el presidente.

Ha sido una semana intensa en lo que se refiere al ciberespionaje estadounidense. El lunes, Le Monde informaba de que EEUU interceptó 70 millones de comunicaciones francesas a finales de 2012 en apenas 30 días y el martes, que las embajadas francesas, incluida la legación en Washington, habían sido espiadas. El presidente, François Hollande, llamó a consultas al embajador estadounidense y tanto él como Merkel han encabezado la protesta de los líderes europeos.

Rajoy, sin embargo, no parece que se haya sumado a sus quejas con entusiasmo: 'Las decisiones en esta materia no corresponden a la UE, sino que son competencia exclusiva de los estados miembros, y Francia y Alemania han decidido hacer una cosa y los demás podemos decidir lo mismo u otra cosa', ha reiterado.

Al final de la cita en Bruselas los 28 han publicado un comunicado exigiendo más explicaciones a Washington y mostarndo su 'profunda preocupación'. Asimismo han pactado enviar a una comisión el próximo lunes a la capital de EEUU para solicitar más información al Gobierno de Barack Obama y reunirse con el jefe de la NSA, Keith Alexander.