Público
Público

Rajoy defiende políticas de Zapatero para que España entre en el Consejo de Seguridad de la ONU

En su primer discurso en la Asamblea General, el presidente propone al Reino Unido retomar el diálogo bilateral sobre Gibraltar.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni una palabra sobre la manifestación del 25-S o sobre la situación política en Catalunya. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prefirió defender la candidatura de España a entrar en el Consejo de Seguridad de la ONU y en retomar el diálogo bilateral sobre la soberanía de Gibraltar en su primer discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Sobre Gibraltar, Rajoy propuso abrir un diálogo 'directo y sincero' sobre la descolonización ddel peñón. Considera Rajoy que 'se han perdido ya demasiados años'. El jefe del Ejecutivo español solictó la vuelta a las conversaciones bilaterales entre España y el Reino Unido, que no se celebran desde el año 2002 por la oposición de Gibraltar a que Madrid y Londres hablen entre ellos de la soberanía del peñón.

Rajoy defendió además que España merece entrar en el Consejo de Seguridad de la ONU en el bienio 2015-2016 como miembro no permanente. Los sorprendente fue que para ello invocó sin citarlos expresamente proyectos del anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Rajoy citó algunza razones para que España entre a formar parte del Consejo de Seguridad: las contribuciones de España a la paz y a la seguridad mundiales. Entre esas contribuciones incluyó el acuerdo para situar en Las Palmas de Gran Canaria el mayor centro de distribución de alimentos hacia Africa. Una clara referencia a la Alianza de Civilizaciones, aunque Rajoy sin usar expresamente el término.

La Alianza de Civilizaciones es hoy un proyecto de la ONU que el actual Ejecutivo español sigue apoyando financieramente, aunque en menor medida que el Gobierno anterior.

'España trabajaría con espíritu abierto, constructivo y comprometido con la paz y seguridad internacionales, con la promoción y defensa de los Derechos Humanos, y con la búsqueda de un desarrollo sostenible para todos', afirmó Rajoy.

Rajoy también ha puesto en valor el apoyo de España a las misiones internacionales en Afganistán y contra la piratería en el océano Indico. 'España seguirá contribuyendo dentro de sus posibilidades a las operaciones de mantenimiento de la paz, tanto mediante la aportación de tropas, como a través de la base de Naciones Unidas para apoyo a las operaciones sobre el terreno sita en Quart de Poblet, España. Nuestro compromiso con Naciones Unidas seguirá firme, participando activamente en aquellas iniciativas que hemos venido apoyando en los últimos años, por creer que son clave para lograr el futuro que deseamos'.

Rajoy se ha referido también a la Transición española para defender la presencia de nuestro país en el Consejo de Seguridad. 'En España vivimos una difícil pero exitosa transición a la democracia y por ello sabemos que el camino no es, ni será, fácil. Nuestra experiencia puede ser útil a todos los países árabes que están viviendo procesos de transición.

Quiero reafirmar nuestro compromiso con la construcción de sociedades abiertas, inclusivas y democráticas, cuyas instituciones satisfagan los anhelos de dignidad y desarrollo de sus ciudadanos', añadió.

Por otra parte, Rajoy hizo un repaso a los principales desafíos de la comunidad internacional. Respecto a la situación en Siria, el mandatario español manifestó: 'Pese a los esfuerzos de la comunidad internacional, la situación no ha dejado de deteriorarse. Miles de víctimas inocentes, el sufrimiento insoportable de la población civil y el grave riesgo de extensión del conflicto a los países vecinos, nos obligan a actuar'.

En cuanto al proceso de paz de Oriente Próximo, Rajoy defendió que 'la solución al conflicto (...) pasa por la existencia de dos Estados, el israelí y el palestino, que convivan en paz y seguridad'. En este sentido, ha pedido a la comunidad internacional 'adoptar ya, con valentía, los gestos y decisiones necesarios para alcanzar esa paz global, justa y duradera que dé respuesta a los legítimos anhelos de ambos pueblos'.

Reiteró el llamamiento a Irán para que cumpla las resoluciones de Naciones Unidas 'sin dilación' y para que 'ratifique y observe el protocolo adicional a su acuerdo de salvaguardias con el Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Por otra parte, respecto al conflicto en Sáhara Occidental, Rajoy resaltó que España 'mantiene su compromiso activo en favor de una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable al contencioso del Sáhara Occidental que prevea la libre determinación del pueblo saharaui de acuerdo con los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas'.