Público
Público

Rasmussen: "La OTAN ayudará a florecer la 'primavera árabe'"

El secretario general de la OTAN, de visita en España, asegura que el tiempo de Gadafi en Libia "ha pasado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, se ha mostrado convencido este miércoles de que el tiempo del dictador Muamar Gadafi al frente de Libia 'ha pasado' y por ello debe abandonar el poder. 'Gadafi se irá antes o después, es sólo una cuestión de cuándo', ha afirmado.

En cualquier caso, durante su intervención en el Senado, en seminario 'OTAN y Mediterráneo', Rasmussen ha recordado que la comunidad internacional está comprometido a mantener continuar en Libia y proteger a la población libia 'el tiempo que sea necesario'. 'Hay que mantener la presión militar para crear el terreno necesario para una solución política', ha dicho.

'Hay que mantener la presión militar en Libia'

Además, ha vuelto a explicar que los aliados que contribuyen a la operación Unified Protector en el país norteafricano están ya 'planificando' la misión que sucederá a ésta, y que deberá estar liderada por Naciones Unidas, aunque la Alianza Atlántica siga contribuyendo.

El secretario general de la organización de defensa ha reconocido que hace unos meses 'nadie hubiera predecido' los sucesos que estaban por venir en el mundo árabe, pero ha asegurado que son 'bienvenidos' y se ha mostrado 'optimista' con los cambios que pueden permitir en la región.

Ha explicado que corresponde a estos países decidir su futuro, pero ha asegurado que los Veintiocho les acompañarán en su proceso de transición. 'La OTAN puede ayudar a florecer a la 'Primavera árabe'', ha dicho.

Rasmussen cree que es arriesgado hacer recortes Defensa

Rasmussen ha destacado igualmente el papel que puede tener España en el diálogo con los países del Mediterráneo y ha agradecido su contribución a la operación en Libia, junto a los otros 17 países que participan en la misión.

Por otra parte, también ha aprovechado su discurso para lanzar un mensaje a toda la Unión Europea por los recortes en los presupuestos destinados a Defensa y les ha pedido que tengan en cuenta, que, aunque este sector no puede estar 'al margen' de los efectos de la crisis, los 'riesgos' hacen necesarios que se siga inviertiendo en seguridad y defensa.

Como ejemplo, ha destacado que la operación en Libia ha tenido que recurrir a medios de alta tecnología de Estados Unidos, tales como equipos de inteligencia y armas de precisión, porque este aliado era el único que los tenía.