Público
Público

Los rebeldes libios rompen el cerco de Sirte

Se han hecho con el control de algunos puntos clave de la ciudad natal de Gadafi después de tres días de bombardeos de la OTAN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas rebeldes libias han logrado entrar este martes en el centro de Sirte, localidad natal de Muamar Gadafi, y se han hecho con el control del puerto, de la universidad Etthadi y de la isla de Dhoran. La ONU ha mostrado su preocupación por la seguridad de los civiles, aunque en las últimas horas ambos bandos habrían acordado abrir un corredor seguro para la salida de los habitantes de Sirte.

La ofensiva llega después de tres jornadas de intensos bombardeos de la OTAN y de que gadafistas y rebeldes cruzaran durante todo el día de ayer fuego de artillería pesada. 'No hay duda alguna de que Sirte será liberada como muy tarde en las próximas 48 horas', aseguró el portavoz Shams Eddine a la agencia EFE.

Los rebeldes consiguieron penetrar en uno de los últimos bastiones del régimen gracias también al apoyo de los refuerzos llegados desde Misrata. 'Los hermanos de Misrata se han convertido en expertos en los combates en las calles y su experiencia nos ha permitido tomar el control de zonas importantes e Sirte. Dada la violencia de la ofensiva, los miembros de las brigadas gadafistas se han desplazado hacia el este, pero se han encontrado frente a los revolucionarios que controlan esa zona y varios de ellos, incluidos mercenarios africanos, han sido capturados vivos', agregó Eddine.

Los combates de ayer, provocaron la huida de cientos de personas que trataban de escapar de la ciudad en sus coches, lo que aumentó la preocupación de las organizaciones internacionales por la situación de los civiles. 'Estamos muy preocupados por la gente que está atrapada en Sirte y Bani Walid', dijo a Reuters Georges Comninos, director de la Cruz Roja Internacional en Libia, quien destacó que 'nos estamos quedando sin comida y medicamentos'.

A mediodía de hoy, un portavoz del Consejo Nacional de Transición, aseguró haber llegado a un acuerdo con algunos representantes tribales de Sirte para permitir la salida de familias y ciudadanos de la ciudad.

'Me llamó y me dijo que necesitaban un paso de seguridad para que las familias y las miliciasabandonaran la ciudad', dijo a Reuters Touhami Zayani, comandante de los rebeldes, refiriéndose a su conversación con uno de los ancianos del consejo de la ciudad.

'En realidad no hablamos mucho más, pero creo que el mejor escenario es que ellos tendrán que dejar sus armas una vez salgan', añadió.