Público
Público

Rechazan suspender el juicio contra Berlusconi por el 'caso Ruby'

La defensa había solicitado al tribunal su suspensión durante la campaña electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un tribunal de Milán ha rechazado una solicitud de los abogados del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi para que se suspenda el juicio por el 'caso Ruby' hasta después de las elecciones generales, anunciadas para los días 24 y 25 de febrero.

El equipo de la defensa había argumentado que la posición de Berlusconi como líder de la coalición del centro-izquierda que concurrirá a las elecciones supone un impedimento legítimo para su comparecencia ante el tribunal, así como que el proceso podría ser 'explotado' con fines electorales.

La fiscal adjunta de Milán, Ilda Bocassini, se había mostrado contraria a la suspensión del juicio. 'Yo creo que este proceso debe continuar porque un proceso no puede ser suspendido por una campaña', ha expresado. 'Silvio Berlusconi no es el secretario general del partido, y tampoco es candidato a primer ministro', advirtió.

Por otra parte, los letrados renunciaron a la declaración prevista para hoy de la joven marroquí Karima El Mahroug, conocida como 'Ruby Robacorazones', y quien había acudió hoy por primera vez a testificar. De esta manera pasarán a formar parte de la documentación del proceso los interrogatorios realizados durante la investigación. En estos, Ruby siempre afirmó que Berlusconi nunca la tocó y que el dinero que recibió fue sólo gracias a la generosidad del empresario y tres veces primer ministro de Italia.

La joven, que llegó al Tribunal de Milán acompañada por su compañero sentimental y su abogada, Paola Boccardi, estaba llamada a prestar declaración sólo por parte de los abogados defensores de Berlusconi, ya que la fiscalía había declarado que su testimonio no es 'creíble'.

En este juicio, el más polémico y mediático de los que Berlusconi tiene pendientes, se intenta esclarecer los hechos que ocurrieron en la noche del 27 al 28 de mayo de 2010, cuando en una comisaría de policía se recibió la llamada del entonces primer ministro para pedir la puesta en libertad de Ruby, quien había sido detenida por un robo.

Esa llamada, según la Fiscalía, constituye un delito de abuso de poder, pues considera que presionó en su condición de jefe del Gobierno para que liberaran a la joven, algo que Berlusconi asegura que hizo por motivos institucionales y para evitar un conflicto diplomático con Egipto, al pensar que era la sobrina del entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak.

En este proceso, también los fiscales sostienen que Berlusconi mantuvo relaciones sexuales pagadas en trece ocasiones con Ruby cuando esta tenía 17 años, entre febrero y mayo de 2010, con ocasión de las numerosas fiestas privadas a las que fue invitada la joven marroquí en su residencia en Arcore, próxima a Milán.

DISPLAY CONNECTORS, SL.