Publicado: 06.03.2014 19:23 |Actualizado: 06.03.2014 19:23

El rechazo de la UE y EEUU al referéndum de Crimea alivia a Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de Mariano Rajoy puede respirar tranquilo. La Unión Europea y Estados Unidos, como no podía ser de otra manera, han rechazado el referéndum sobre la anexión de Crimea a Rusia. Una posición común que, para alivio del Ejecutivo del PP, elimina cualquier posibilidad de que Occidente acepte una consulta soberanista en territorio europeo como la que plantea la Generalitat de Catalunya sobre el derecho a decidir del pueblo catalán.

El Gabinete de Rajoy se ha apresurado en calificar de "ilegal" la decisión del Parlamento de Crimea y la rechaza de forma tajante porque supondría no respetar la integridad territorial de Ucrania. Para evitar suspicacias, ha sido la canciller alemana, Angela Merkel, la que ha desligado el anuncio del Legislativo de la república autónoma ucraniana con la consulta para la independencia de Escocia que se celebrará en septiembre. "El referéndum escocés se produce tras consultas con el Parlamento y el Gobierno británicos. Aquí hablamos de otra cosa, de decisiones unilaterales de un parlamento local que no se ha coordinado con su Gobierno", sostuvo Merkel. 

Tanto la jefa del Ejecutivo alemán y Rajoy asistieron y respaldaron en la reunión extraordinaria del Consejo Europeo la ayuda política y económica que la UE ha prometido a Kiev a cambio de "urgentes reformas estructurales". En la cumbre, los Veintiocho decidieron además comenzar a adoptar algunas sanciones contra Rusia y amenazaron con más medidas "si los acontecimientos se van desarrollando en una dirección equivocada y se siguen adoptando por parte de Moscú decisiones unilaterales". No obstante, el Gobierno español sigue confiando en que haya una rebaja en la escalada de la tensión y no sean necesarias nuevas sanciones.

A la salida de la reunión, Rajoy resaltó que los jefes de Estado y de Gobierno europeos han decidido apoyar al Ejecutivo instaurado en Kiev, con cuyo primer ministro, Arseni Yatseniuk, se han reunido este jueves los líderes comunitarios. "Vamos a ayudarle tanto económica como políticamente", explicó el presidente y puso en valor que todas las decisiones acordadas por la UE ante la crisis de Ucrania han salido adelante por unanimidad.

Al otro lado del Atlántico, Barack Obama ha avisado de que el referéndum de Crimea violaría el derecho internacional y advirtió a Moscú de que se mantendrá "firme" contra la intervención rusa en Crimea. Cualquier discusión sobre el futuro de Ucrania debe incluir al gobierno legítimo de Ucrania", reiteró el presidente de EEUU en una comparecencia imprevista ante los medios. "En el año 2014 estamos muy lejos de los días en los que las fronteras podían ser dibujadas por encima de las cabezas de los líderes democráticos", agregó.

Obama instó a Moscú a que acepte el despliegue de observadores internacionales en todo el territorio de Ucrania, incluida Crimea, y a que Moscú y Kiev inicien conversaciones con "la participación de la comunidad internacional". Además, el presidente llamó al Congreso para que apoye los movimientos del Fondo Monetario Internacional (FMI) para prestar recursos económicos a Ucrania y "proporcionar la ayuda estadounidense al gobierno ucraniano" de manera que "puedan resistir esta tormenta y estabilizar su economía, haciendo las reformas necesarias".

EEUU ha decidido también este jueves imponer más sanciones a Moscú como la restricción de visados y la congelación de bienes a los responsables de la "violación de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania". Washington se ha guardado de que entre los castigados no esté el presidente ruso, Vladimir Putin.

Desde Kiev, la Rada Suprema (Parlamento) ha anunciado el inicio de un proceso para disolver el Parlamento de Crimea para suspender la convocatoria de la consulta, prevista para el día 16. El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov subrayó que la cuestión de cambiar las fronteras del país, de acuerdo con la Constitución, sólo puede examinarse en un referéndum nacional, por lo que "la celebración de un referéndum local crimeo no es posible".