Público
Público

Reciben amenazas los responsables de la muerte de cien huskies

La Policía Montada de Canadá ha dicho que está preocupada por las llamadas de "justicia popular" contra la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La matanza de cien perros huskie utilizados para tirar de trineos y que fueron sacrificados por una empresa ante la falta de turistas tras los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver, ha provocado fuertes reacciones e incluso amenazas contra los responsables, según ha dicho este miércoles la policía.

La policía canadiense ha anunciado que está investigando amenazas 'muy serias' en relación con la matanza del centenar de perros.

La matanza de los perros, que se produjo en la localidad de Whistler, una de las sedes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010, se llevó a cabo en abril pero no se supo hasta el lunes después de que el trabajador encargado de sacrificar los animales requiriese asistencia psicológica por estrés traumático.

El empleado de la empresa Outdoor Adventures Whistler dijo que mató a algunos perros con disparos pero que otros fueron acuchillados y en algunos casos no murieron de forma inmediata.

Algunos perros malheridos intentaron escapar de la fosa común Según la descripción de los eventos recogida en la solicitud de asistencia psicológica, y a la que tuvo acceso el periódico The Vancouver Sun, algunos perros malheridos intentaron escapar de la fosa común en la que estaban siendo sacrificados.

La publicación de los detalles de la muerte de los perros, que se encontraban en perfecto estado de salud, ha causado indignación en Canadá y otros países. Una página de Facebook creada para protestar contra la matanza cuenta ya con miles de personas, pocas horas después de su creación.

El destacamento de la Policía Montada de Canadá en Whistler ha dicho que está preocupada por las llamadas de 'justicia popular' contra la empresa y los responsables de la matanza de los perros y que la amenaza contenida en un correo electrónico ha provocado el inicio de una investigación criminal.

Las autoridades canadienses también han iniciado una investigación contra Outdoor Adventures Whistler por crueldad en relación con el sacrificio de los animales.