Publicado: 14.01.2014 20:28 |Actualizado: 14.01.2014 20:28

Reclaman un millón de dólares por una foto en topless en el Empire State

Los dueños del emblemático rascacielos neoyorquino demandan a un fotógrafo por tomar imágenes de una modelo en la azotea, un acto a su juicio "censurable" e "inapropiado" por tratarse de un lugar tur&iacu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dueños del Empire State presentaron una demanda contra un fotógrafo al que piden 1,1 millones de dólares por tomar imágenes de una modelo en topless en la azotea. La empresa Empire State Realty Trust demandó al fotógrafo Allen Henson ante la Corte Suprema de Manhattan al considerar "censurable" e "inapropiado" que se tomaran imágenes de una mujer sin sujetador en un lugar turístico al que acuden muchas familias.

Allen Henson, veterano de la Guerra de Iraq que trabaja como fotógrafo de moda, tuvo una conducta "prohibida" al fotografiar sin camiseta a la modelo Shelby Carter en el emblemático rascacielos neoyorquino, según la demanda que se puede ver hoy en los registros electrónicos del sistema judicial.

Los abogados de la empresa aseguran en la querella que ese día el observatorio de la planta 86 estaba "lleno de turistas", pero el fotógrafo hizo la sesión "con fines comerciales" y sin pedir los permisos correspondientes, según detalla el diario New York Post. Los administradores del Empire State insisten en que el fotógrafo nunca notificó su intención de hacer la sesión de fotos, dañando la "reputación" del edificio, según la abogada Jessyca Eyland.

"Para continuar recibiendo turistas, incluido familias, el observatorio tiene que garantizar el bienestar, por lo que el Empire State Building tiene que mantener la imagen del rascacielos para que el lugar siga siendo seguro y apropiado para los turistas", añaden.

Desde el año pasado, las mujeres pueden hacer topless en Nueva York de forma legal. Henson, que hizo la sesión del Empire State con un celular y negó tener intereses comerciales, también fotografió sin sujetador a la modelo Cheyenne Lutek, de 19 años, abrazada a dos policías de Nueva York y en un restaurante del condado de Manhattan. Además, Hensen hizo previamente otras sesiones fotográficas similares con la modelo Shelby Carter en la azotea de un restaurante, mientras el resto de comensales esperaban la comida en sus mesas.