Público
Público

Reconstrucción de casas palestinas Made in Spain'

Jóvenes españoles recuperan las casas destruidas por Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bajo una temperatura estival que ronda los 40 grados, decenas de jóvenes españoles colaboran con albañiles locales en la construcción de viviendas de familias palestinas que ha derribado el ejército israelí en Beit Hanina, al norte de Jerusalén, y en Hebrón, en el sur de Cisjordania.

En apenas unos pocos días los albañiles y los cooperantes levantan casas que Israel ha declarado 'ilegales', a pesar de que saben que muy probablemente serán derribadas de nuevo. Los jóvenes pertenecen a tres ONG, Acción en Red, Fundación Socialismo sin Fronteras y Pau Ara Sempre, que colaboran con el Comité Israelí contra la Demolición de Casas (ICAHD), una organización local que centra su trabajo en la denuncia de las demoliciones de casas palestinas. Una parte del dinero del proyecto proviene de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

Las autoridades israelíes derrumban viviendas alegando falta de papeles

'La experiencia es positiva porque nos permite compartir el día a día de la gente de aquí y conocer de cerca el conflicto', comenta Irmina Saldaña, una médica de 30 años de Acción en Red.

La que ahora están levantando en Beit Hanina pertenece a Ala Shueiki, un palestino de 33 años, casado y con tres hijos, que vivía en la casa original hasta que el ejército, la policía y el Ayuntamiento de Jerusalén la demolieron hace un año. 'La vivienda original era de 145 metros cuadrados y tenía dos sectores. En una parte vivía la familia de mi tío y en la otra vivía mi familia. Yo vivía en esa casa desde hacía diez años. Es verdad que no tenía papeles. Como otras muchas casas palestinas no teníamos papeles porque los israelíes no nos los dan', dice Ala.

'Un día llegaron cientos de soldados y policías y dijeron que todo el área era zona militar cerrada'. Me dieron cinco minutos para que sacara las cosas. Ni siquiera habían transcurrido tres minutos cuando varios policías entraron en la casa con pasamontañas, me esposaron y me sacaron por la fuerza. A mi madre le rompieron un brazo. Poco después destruyeron el edificio', explica Ala.

Los 45 jóvenes españoles trabajan pese a saber que las volverán a demoler

Este verano hay 45 voluntarios de España, la mayoría de Madrid y Barcelona. Este es el octavo campamento que realiza ICAHD y el tercero que cuenta con la ayuda de la AECI. Los voluntarios suelen pasar unos 15 días en Palestina antes de volver a sus países de origen.

'Sabemos que lo más probable es que los israelíes vuelvan a tirar la casa pero lo hacemos para mostrar que existe la voluntad de seguir aquí. El presupuesto necesario para la reconstrucción de cada casa ronda los 30.000 dólares', explica Inés, una voluntaria de Madrid de 32 años.

Además, los voluntarios a veces actúan como escudos humanos para frenar las agresiones de los colonos judíos. Recientemente unos 25 colonos atacaron una casa que ICAHD está construyendo en Hebrón. En el momento del ataque no había ningún español, pero los voluntarios han optado por permanecer allí día y noche para evitar más agresiones.