Público
Público

"Vamos a trabajar para recuperar la confianza de los mercados"

El vencedor de las elecciones en Portugal, Pedro Passos Coelho, advierte de los duros recortes que se avecinan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder conservador luso Pedro Passos Coelho alertó durante su discurso como vencedor de los comicios legislativos de los ajustes y recortes que se avecinan en Portugal y advirtió de que éstos no dejan lugar a la euforia.

Con tono pausado y gesto comedido, el presidente del Partido Social Demócrata (PSD) compareció poco antes de la medianoche ante cientos de simpatizantes en un céntrico hotel de Lisboa, donde destacó que su propósito es iniciar las reformas necesarias para que el país regrese cuanto antes al crecimiento económico.

'No tenemos ni vemos cualquier razón para alimentar cualquier triunfalismo. No escondo mi satisfacción ni la del PSD por el resultado de estas elecciones, pero nuestra única preocupación está en unir al país y gobernar para todos los ciudadanos, y no sólo para quienes nos votaron', subrayó Passos Coelho, de 46 años.

El que será con toda probabilidad nuevo primer ministro luso hizo referencia al rescate financiero al que recurrió Portugal en abril para recibir 78.000 millones de euros de Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y al programa de ajustes acordado con ambas instituciones como contrapartida por su ayuda.

'Vamos a trabajar para que Portugal deje de ser una carga para los países que nos ayudan y recupere la confianza de los mercados en el país', afirmó.

'Los próximos años requieren mucho coraje de todos nosotros'

El hasta ahora líder de la oposición conservadora anunció un 'Gobierno de mayoría para superar las grandes dificultades' que sufre su país.

'Portugal no pretende ser un fardo para el futuro', agregó Passos Coelho en alusión a los 78.000 millones de euros que le prestarán de aquí a 2013 Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

'Los próximos años requieren mucho coraje de todos nosotros', subrayó al comprometerse también con los electores a buscar soluciones a los graves problemas sociales lusos.