Público
Público

"Si Renzi pierde el referéndum, Italia y la UE quedarían en una situación realmente crítica"

El profesor Pablo Martín de Santa Olalla repasa los posibles escenarios tras la consulta de este domingo en la que los italianos, en el punto de mira de Bruselas, decidirán sobre la reforma constitucional promovida por el primer ministro.

Publicidad
Media: 2.13
Votos: 8
Comentarios:

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, durante un acto a favor del 'sí' en Roma. - REUTERS

MADRID.- La Unión Europea tiene a Italia en su punto de mira. Los italianos están llamados a las urnas este domingo para decidir sobre una reforma constitucional de vital importancia ya no sólo para el país. Después de que Reino Unido decidiera abandonar el bloque comunitario en el referéndum del pasado mes de junio, Bruselas no quiere más sustos.

El primer ministro Matteo Renzi, promotor de una iniciativa que pretende modificar las funciones del Senado para agilizar la aprobación de leyes, asegura que dimitirá si gana el ‘no’. Pablo Martín de Santa Olalla, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid, advierte en esta entrevista del vacío de poder que se produciría en ese caso en un país, a su juicio, sin alternativas políticas viables y que dejaría a Italia y a la UE “en una situación realmente crítica”.

Martín de Santa Olalla, autor de Matteo Renzi, el hombre que ha cambiado la política italiana (Liber Factory), defiende que el Ejecutivo comunitario no está preparado para afrontar una nueva crisis tras la victoria del Brexit. “Si Renzi dimite se podría generar un problema muy importante en la tercera economía de la eurozona”, incide. El profesor asegura que los italianos están “ante una ocasión única para dar un impulso a un país que ha estado paralizado durante una década y media por culpa de Silvio Berlusconi” y para espantar los fantasmas que ya han comenzado a aparecerse en los despachos de los altos cargos de Bruselas.

¿Por qué es tan importante este referéndum?

La primera cuestión que hay que aclarar es que Renzi no ha tenido más remedio que convocarlo. La reforma constitucional fue aprobada pero no consiguió la mayoría cualificada que requería el Parlamento para no tener que acudir a la consulta. A partir de ahí, este referéndum es, a mi juicio, de enorme importancia porque Italia lleva mucho tiempo paralizada desde el punto de vista legislativo. No es una cuestión de falta de acuerdos entre partidos, que también lo hay, sino sobre todo por el sistema legislativo que tienen, establecido en la Constitución de 1947, que es la que sigue vigente y no ha sido reformada. La reforma que ha propuesto Matteo Renzi pretende transformar el Senado en una Cámara de las Regiones, con lo cual pasaría de tener 320 miembros (contando también a los senadores vitalicios) a sólo 100, y quitarle la potestad legislativa. El Senado tendría capacidad para las llamadas reformas constitucionales, pero ya sólo resolvería asuntos menores. En el fondo Renzi lo que está buscando es lo que hicimos nosotros con la Constitución: tenemos un Senado pero en la práctica las leyes se aprueban en el Congreso.

¿Esta reforma es, a su juicio, lo que Italia necesita?

Yo creo que sí, sería positiva. Creo que Italia está ante una ocasión única para dar un impulso a un país que ha estado literalmente paralizado durante una década y media por la nefasta persona de Silvio Berlusconi, que se dedicó fundamentalmente a favorecer a sus empresas desde el poder, generando conflictos de interés, y a protegerse de la acción de la Justicia.

Renzi ha dicho que si gana el ‘no’ dimitirá. Todos los partidos políticos se han movido en contra de la reforma en lo que parece un movimiento para intentar hacer caer al primer ministro...

"No diría que el Gobierno de Renzi ha sido de derechas, pero sí ha tendido hacia el centro y el centroderecha"

Todas las fuerzas políticas relevantes se han opuesto a esta reforma constitucional, desde la Forza Italia de Berlusconi hasta el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, además del sector crítico a Renzi dentro de su partido. El único argumento que tienen de peso, y es cierto, es que esta reforma, junto a la nueva Ley Electoral que entró en vigor en verano, creará un poder legislativo muy fuerte con un Parlamento que servirá de correa de transmisión. Renzi, ante la importantísima crisis bancaria de Italia, tiene un argumento muy de peso para decir que en este momento es necesario un poder legislativo que actúe con contundencia y rapidez. En la práctica, lo que sucede, es que todos los contrarios a la reforma ven en este referéndum una ocasión única para liquidar al líder político, con diferencia, con más fuerza en Italia.

¿Renzi cuenta con el apoyo popular suficiente para poder ganar la consulta?

Eso lo comprobaremos este domingo. Renzi llegó al poder en febrero de 2014 y en las elecciones europeas de mayo de ese año le votaron más del 40% de los italianos. Es cierto que ese apoyo ha ido disminuyendo. Lógicamente ha acusado el desgaste del poder, pero sigue siendo el líder político más valorado. No diría que el Gobierno de Renzi ha sido de derechas, pero sí ha tendido hacia el centro y el centroderecha. Renzi ha buscado hacerse con los votantes de Berlusconi.

¿Qué alternativas existen a Renzi?

Hay que pensar en tres. Una de ellas es que alguien del partido de Renzi, el Partido Democrático, intentara formar Gobierno. Difícil porque no hay ningún líder político en el partido fuera de Renzi. La segunda posibilidad es que se formara un Gobierno tecnocrático al estilo de Mario Monti. Ya sabemos cómo fue de catastrófico aquello y, por lo tanto, es una solución que tampoco gusta a los italianos. Y la tercera alternativa es convocar nuevas elecciones, algo que genera todavía más estremecimiento entre la población italiana, sobre todo, entre la de edad más avanzada, que creo que es la que va a tener la clave en un país tan envejecido.

Si hubiera elecciones en este momento, el Movimiento 5 Estrellas tendría muchas opciones de salir ganador y eso sería dar el triunfo a un movimiento que, aunque es verdad que tiene personas preparadas y de probada honestidad, no conoce la administración. De momento en las alcaldías que han gobernado ha sido un auténtico desastre. Tienen un líder con bastante futuro, Luigi Di Maio, pero su problema es que sólo tiene 31 años, es demasiado joven para una política italiana que bastante se ha rejuvenecido con Renzi, que tiene 41 años. Y todo ello con el problema bancario por medio: en este momento Italia tiene prácticamente todos los bancos en quiebra porque tienen prestados 350.000 millones de euros, de los cuales 250.000 son de muy difícil cobro y 150.000 de casi imposible cobro. Si Renzi dimite se podría generar un problema muy importante en la tercera economía de la eurozona.

Desde la UE también se ve el referéndum con especial preocupación...

Bastante elocuentes han sido unas declaraciones del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, que ha defendido las reformas de Renzi y ha dicho que quería que ganara. Hay que recordar que Renzi se las he tenido muy tiesas con Merkel. El Banco Central Europeo, que está gobernado por un italiano, Mario Draghi, y la UE en su conjunto están muy preocupados ante una posible caída de Renzi porque Italia tiene, por un lado, un volumen muy importante y, por otro, no están en una situación para poder afrontar una crisis que se añadiría a la del Brexit de Reino Unido.

De momento las encuestas vaticinan una victoria del ‘no’...

"Por desgracia, en este momento en España no tenemos un político como Renzi"

Los italianos son siempre impredecibles y, además, las encuestas han fallado en muchos casos. La clave está en el vacío de poder que se produciría si Renzi pierde y que dejaría a Italia y a la UE en una situación realmente crítica.

¿Con qué figura política española se podría comparar a Renzi?

(Duda) Renzi me recuerda a Albert Rivera por su capacidad de comunicar y en ese aire fresco que traen los dos. Son parecidos generacionalmente, Renzi es del 75 y Rivera del 79, y que yo sepa los dos han trabajado antes en el sector privado. Renzi, en cierto modo, también me recuerda al Felipe González del 82 al 96. Me recuerdan sólo en cuanto a estilo, no digo que sean iguales, por eso creo que dentro de la política española, al que más se parece es a Rivera, aunque Renzi ha hecho mucho más, sobre todo, porque ha gobernado. Renzi lleva más de mil días en el poder sin haber ganado las elecciones. Ha mostrado una habilidad y un talento únicos para acordar alianzas. También te digo que creo que, por desgracia, en este momento en España no tenemos un político como Renzi.