Público
Público

La refinerías toman el turno de las huelgas en Francia

Los estudiantes se concentran en asambleas para preparar la gran manifestación de mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trabajadores de las refinerías y los estudiantes franceses prosiguieron este viernes con la tercera jornada seguida de protestas por las reformas y recortes del Gobierno de Nicolas Sarkozy.

La Policía, a petición del Elíseo, desbloqueó los depósitos de combustible de Fos-sur-Mer, que amenazaba, según el Gobierno, con dejar sin gasolina a buena parte de la región.

Con 860.000 metros cúbicos de combustible, el complejo de Fos-sur-Mer es uno de los más importantes del país. La operación, criticada por los sindicatos franceses, se llevó a cabo según el secretario de Transportes, Dominique Bussereau, 'porque no nos podemos permitir que haya restricciones de gasolina [...] hay que pensar en la movilidad de la gente, en las empresas, los transportistas...', dijo.

Los trabajadores de 12 refinerías francesas están de huelga este jueves en protesta por la reforma de las pensiones. Según la CGT, 'va a hacer falta que el Gobierno aborde el fondo del problema', dijo Bernard Thibault, secretario general del sindicato.

La reforma será aprobada definitivamente el próximo martes, día que marcará también la última de las grandes jornadas de protestas en el país.

Mientras tanto, los estudiantes seguirán con sus protestas hoy. Aunque las asociaciones estudiantiles llamaron a concentrarse en asambleas para preparar la manifestación de mañana, sábado. El ministerio de educación aseguró que la huelga estaba siendo seguida en 357 institutos de todo el país.

Ayer, la Policía se empleó con exceso de celo contra los jóvenes. Uno resultó herido de gravedad al recibir un impacto con una pelota de goma diparada por los antidisturbios.

El joven fue operado hoy con varios huesos de la cara rotos, heridas en el oído y un desprendimiento de retina. Los médicos dudan de que vaya a recuperar completamente el audición.

El ministro de Interior, Brice Hortefeux, después de la violencia de ayer, pidió a la policía que reduzca las intervenciones al mínimo para evitar más heridos.