Publicado: 09.12.2014 15:54 |Actualizado: 09.12.2014 15:54

El regalo de cumpleaños de Juncker: un millón de firmas contra los tratados comerciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Izquierda Unitaria Europea ha dado un nuevo toque de atención al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker. Este martes, el político conservador celebra su sesenta cumpleaños, y los europarlamentarios del GUE/NGL han decidido regalarle de forma simbólica el millón de firmas de ciudadanos europeos y norteamericanos recabadas por la Plataforma Stop TTIP, para frenar los tratados de libre comercio con EEUU y Canadá —TTIP y CETA, respectivamente—.

En un plaza ubicada frente a la sede de la Comisión, cerca de 150 personas se han concentrado pasada la una de la tarde de este martes entre globos y serpentinas, junto a un hombre trajeado ataviado con una careta de Juncker. "Escúchenos, señor Juncker, no queremos el TTIP ni el CETA", le espetaba Susan George, una de las caras más conocidas de la lucha contra el tratado entre Bruselas y Washington. La presidenta del think tank Transnational Institute en Ámsterdam ha lanzado este mensaje al presidente de la Comisión, para después asegurar que no dejarán de trabajar hasta parar el acuerdo. "Estás obligado a escuchar, y nuestras voces se escucharán cada vez más altas", asegura.

"Estás obligado a escuchar, y nuestras voces se escucharán cada vez más altas", han espetado los manifestantes a un Juncker ficticioLos concentrados han lamentado la ausencia de interés del verdadero Juncker por los problemas de los ciudadanos y su cercanía a los lobbies, a apenas 200 metros del enorme cartel que cubre la fachada de la sede de la Comisión en Bruselas, en el que lucen los rostros del presidente y de sus comisarios —entre ellos Miguel Arias Cañete—, bajo los que figura el mensaje "un nuevo comienzo para Europa".

Después de cantar su particular versión del cumpleaños feliz, cargada de referencias a los tratados, George y el portavoz de la Plataforma, Michael Efler, han puesto rumbo a la sede de la Comisión para entregar las firmas. Más de 320 ONGs, sindicatos y fuerzas políticas de 24 países impulsaron hace dos meses su recogida, y hoy ya cuentan con más de 1.001.500 apoyos —la mayoría recabados por internet— a su Iniciativa Ciudadana Europea Autoorganizada, contra los tratados, similar a la que presentaron en septiembre ante la CE, que ni siquiera permitió que fuera registrada. La justificación fue que la iniciativa "está manifiestamente fuera del ámbito de competencias de la Comisión", tal y como aseguró en su día la institución.

El grupo parlamentario en el que se integran Podemos e IU es probablemente el más crítico con Juncker, que en su día se vio obligado a dimitir de su cargo como primer ministro de Luxemburgo por un escándalo de espionaje, y que ya apoyaba estas polémicas alianzas comerciales antes de sentarse en el sillón de presidente de la Comisión.

Para llevar a cabo la protesta, los europarlamentarios han aprovechado una pausa en las conferencias celebradas este martes en la capital belga contra los tratados TTIP, CETA y TISA, organizadas por el GUE/NGL. Decenas de eurodiputados y expertos de ambos lados del Atlántico han querido tomar parte en este encuentro, en el que han denunciado la opacidad con la que se negocian estos tratados, la pérdida de soberanía que supondría su aprobación para los estados y el excesivo peso de las multinacionales en las negociaciones.

En líneas generales, todos los participantes en las jornadas niegan que estas alianzas puedan generar los beneficios económicos que vende Bruselas. Por contra, aseguran que un acuerdo como el TTIP significará una mayor degradación de las condiciones laborales, destruirá cientos de miles de puestos de trabajo y dará alas a las multinacionales inversoras para denunciar a los estados frente a tribunales arbitrales privados, controlados por un puñado de empresas que obtienen beneficios millonarios.



http://www.quoners.es/q/lobbies