Público
Público

El régimen sirio mata a 22 personas en la localidad de Hama

La ciudad está rodeada por los tanques de Al Asad. Francia exige la condena del Consejo de Seguridad de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 22 personas han muerto y otras 80 han resultado heridas entre ayer y hoy por los disparos de las fuerzas de seguridad sirias en la localidad de Hama, que asedian desde el pasado fin de semana. Los tanques del régimen rodean la ciudad y los habitantes han levantado barricadas para impedir su avance. Francia llamó ayer a la ONU a condenar de una vez por todas las represión de Bashar al Asad.

Los ataques de las tropas de Asad se concentraron en dos distritos del norte de la localidad, donde el pasado fin de semana fueron asesinadas 70 personas en una de las mayores manifestaciones contra el régimen. Además, se han llevado a cabo detenciones masivas que según algunas organizaciones por los derechos humanos rondarían las 500.

Ya ayer, varios grupos de la oposición hablaban de 13 muertos y 300 heridos y este miércoles la Organización por los Derechos humanos en Siria aumentaba la cifra a 22 personas. 'Los heridos están siendo atendidos en dos hospitales mientras que un gran número de habitante se han visto obligados a huir a Al Salamiya y Damasco', dijo Ammar Qurabi, portavoz de la organización en un comunicado. 

La enésima ofensiva sangrienta de Asad llevó ayer a Francia a exigir una respuesta unánime de Naciones Unidas para condenar la represión en Siria. 'Esperamos que el Consejo de Seguridad adopte una posición firme y clara y por eso llamamos a todos sus miembros a que asuman su responsabilidad en la situación dramática que está viviendo a diario la población siria', dijo a la agencia Reuters el diputado Gerar Bapt, presidente del Comité de amistad francosirio.

Amnistía internacional acusó anoche al régimen de estar cometiendo crímenes contra la huanidad y reclamó una investigación a la ONU.

En 1982, Hama fue testigo de una masacre perpetrada por el régimen de Hafez al Asad, padre del actual presidente, para aplastar un levantamiento islamista que causó entre 10.000 y 40.000 muertos.

Siria es desde el pasado mes de marzo escenario de revueltas populares que se han cobrado la vida de 1.390 civiles y de 348 militares y policías, según el recuento del opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.