Público
Público

El régimen y la oposición se enfrentan en Teherán

Disputa sobre la militancia de un manifestante muerto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El movimiento opositor iraní y los afines al régimen mantuvieron ayer nuevos enfrentamientos en las calles de Teherán con motivo del funeral de un estudiante fallecido. Ambos grupos reclaman que el joven, uno de los dos muertos por disparos del pasado lunes, era uno de sus partidarios.

La televisión estatal mostró ayer a miles de afines al Gobierno iraní en la Universidad de Teherán asistiendo al funeral de Sanee Zhaleh, el joven asesinado. 'Los estudiantes y el grupo de gente que asistieron a la ceremonia por el mártir Sanee Zhaleh se enfrentaron a un pequeño grupo de personas, vinculados con el movimiento de sedición [manera en la que es descrita la oposición iraní], a los que acabaron expulsando cantando consignas en las que se pedía la muerte de los hipócritas', decía la web estatal IRIB.

La agencia oficial Fars afirmó ayer que Zhaleh era un miembro de los basiyís, la temida milicia fundamentalista vinculada a la Guardia Revolucionaria que reprimió con dureza las protestas de 2009.

El movimiento opositor definió a Zhaleh como un activo defensor de la oposición que asistió a las protestas del lunes. 'La Universidad, ocupada por los militares mientras los asesinos del mártir llevan su ataúd', decía la web opositora Kalame comentando las imágenes en las que el ataúd de Zhaleh, cubierto con la bandera iraní, era portado por las calles de Teherán por basiyís y seguidores del régimen.

El caso de Zhaleh resume la lucha que mantienen el Gobierno iraní y la oposición por apuntarse al calor de las revoluciones de Túnez y Egipto. El Gobierno de Mahmud Ahmadineyad sostiene que se trata de revueltas inspiradas en la Revolución Islámica de 1979 que acabó con el régimen del sha, que a su vez estaba apoyado por Estados Unidos y otras potencias occidentales. Pero la oposición afirma que las protestas estaban inspiradas en las surgidas en Irán tras las elecciones presidenciales de 2009.

El fiscal general del Estado y portavoz del Poder Judicial, Gholam Husein Mohseni Ejei, afirmó ayer que los responsables de los enfrentamientos desencadenados el lunes durante una manifestación convocada por la oposición serán castigados.

En declaraciones a los periodistas tras una reunión con los jefes de la Policía, el clérigo también acusó a Estados Unidos e Israel de ser los causantes de los enfrentamientos. 'Aquellos que van acompañados de Estados Unidos, de los sionistas y de los enemigos de la revolución, el pasado año y el año de la sedición [de 2009], han cometido un enorme crimen', agregó Ejei, citado por la agencia de noticias local Fars.

En las protestas del lunes fueron arrestadas decenas de personas, entre ellas el cónsul de España en Irán, Ignacio Pérez Cambra, a quien seis hombres de los servicios secretos abordaron cerca de la sede de la Embajada española en Teherán, que se halla a varias decenas de kilómetros de donde se produjeron las marchas.

Pérez Cambra fue liberado cuatro horas y media después, una vez que España protestó ante las autoridades, sin que estas le imputaran ningún tipo de delito.