Público
Público

Regresan los últimos españoles que quedaban en Bombay

En el grupo de los últimos 17 repatriados se encontraba el diputado de CiU, Ignasi Guardans

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La repatriación de los españoles que estaban en la India cuando se registraron los atentados en Bombay ha concluido hoy con la llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) de un segundo avión de la Fuerza Aérea Española fletado por el Gobierno, en el que ha regresado una quincena de personas.

En Bombay permanece todavía el matrimonio español que resultó herido en los ataques terroristas y que evoluciona favorablemente de sus heridas en un hospital, por lo que se prevé que vuelvan a España en cuanto lo permitan los médicos, según el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Angel Lossada.

Lossada y la subsecretaria de su departamento, María Jesús Figa, han acudido a la base aérea a recibir a este grupo, así como una decena de familiares y amigos de los repatriados, que abandonaron la India en un avión militar francés que los llevó a París, desde donde han viajado a Madrid. En el grupo de 17 españoles que realizaron el trayecto Bombay-París se encontraba el eurodiputado de CIU, Ignasi Guardans, que ha viajado a Barcelona desde la capital francesa.

José Luis, un joven murciano, que bajó del Airbus 310 militar en mangas de camisa a pesar de que en la base aérea la temperatura era de tres grados, comentó que había viajado a la India por trabajo y estaba alojado en el Taj Mahal, uno de los hoteles atacados por los terroristas.

Había salido a cenar tan sólo diez minutos antes de que se perpetraran los atentados y se enteró en el restaurante de que 'había habido un follón en el hall del hotel'. No volvió a entrar en el centro hostelero, donde se quedaron sus pertenencias, por lo que ha vuelto 'con lo puesto' y ha asegurado que en los últimos días ha pensado muchas veces 'cómo diez minutos son a veces cruciales en una vida'.

También había viajado a la India por trabajo el vallisoletano Rubén Domínguez, que estaba alojado en un hotel al norte de Bombay y que ha dicho que se enteró de los atentados por la televisión, ya que en la ciudad no se notaba que hubiera pasado nada excepto por el cierre de algunos comercios.

Domínguez decidió regresar a España porque el encuentro farmacéutico internacional a la que había acudido se canceló, ya que 'cundió el pánico de que los ataques iban contra extranjeros'. Este vallisoletano ha expresado su agradecimiento por la labor realizada por el personal diplomático español y francés en la India.

Ha relatado que los españoles fueron alojados en un hotel, donde estaban en contacto en todo momento con el consulado, y ha detallado que cuando se llenó el primer avión de la Fuerza Aérea Española en el que ayer fueron repatriados otros 56 españoles, 'enseguida nos dijeron que estábamos en la lista para el siguiente'.

Durante estos días, a los repatriados españoles les aconsejaron no salir a la calle y han esperado su regreso dentro de los hoteles, 'donde imponía mucho ver las patrullas de policías por los pasillos', según Rosa Nieves, de Madrid, que viaja con mucha frecuencia a la India por trabajo y que no se alojaba en ninguno de los centros atacados.