Público
Público

SECUESTRO FRANCIA Abatido el autor de la toma de rehenes en un súper de Francia tras provocar tres muertos

El atentado ha sido reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El supermercado  Super U de Trèbes rodeado de un dispositivo policial. / Reuters

Un hombre armado se atrincheró este viernes con varios rehenes en un supermercado Super U de la localidad francesa de Trèbes —cerca de Carcasona—, en el departamento de Aude, dejando tres muertos, según el Ministerio del Interior. El secuestrador fue abatido por las fuerzas de seguridad unas horas después.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, ha explicado que en primer lugar el presunto terrorista mató al conductor e hirió al copiloto de un coche que robó, después hirió a un policía que estaba corriendo junto a unos compañeros y, finalmente, entró en la gran superficie, donde mató a dos personas y perpetró la toma de rehenes antes de ser abatido.

El atentado ha sido reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) a través de la agencia de noticias afiliada a los yihadistas, Amaq. La agencia emitió un breve comunicado a través de la red social Telegram en el que aseguró que el atacante es "un soldado del Estado Islámico" y que actuó "en respuesta a las llamadas a atacar a los países de la coalición" internacional capitaneada por Estados Unidos. Esa alianza militar interviene en Siria y en Irak en contra del grupo terrorista, que en 2014 declaró un califato en los territorios que controlaba en ambos países. 

Tres horas de negociaciones

Todo empezó hacia las 11 horas en el supermercado Super U, donde varias personas que estaban comprando fueron tomadas como rehenes. Después de más tres horas de negociaciones, las fuerzas de seguridad entraron en el local y abatieron al secuestrador.

"El asalto [de las fuerzas de seguridad] se produjo a las 14.25 horas y el terrorista ha sido abatido", señalaron las fuentes, que agregaron que en el asalto resultaron heridos dos gendarmes de las fuerzas de intervención del GIGN, así como el gendarme que seguía como rehén en manos del presunto terrorista.

El portavoz de la compañía propietaria de la cadena de supermercados, Thierry Desouches, informó de que antes de que la Policía lo abatiese, el secuestrador había liberado a una decena de personas, mientras que un agente de las fuerzas del orden permanecía dentro del comercio junto al secuestrador, según ha apuntado Desouches.

El asaltante afirmaba pertenecer al grupo terrorista Estado Islámico, según informó la Fiscalía antiterrorista, quien se ha hecho cargo de las investigaciones. El asaltante, de unos 30 años de edad, quería "vengar Siria", según fuentes citadas por el medio francés Dépêche du Midi. Al parecer, se trataría de un joven de origen marroquí conocido por su radicalización, y que irrumpió en el establecimiento gritando "¡Alá es grande!".

El Primer Ministro galo, Édouard Philippe, consideraba en declaraciones a la prensa que "todo indica que se trata de un acto terrorista".

La Prefectura de Aude ha confirmado una "operación en curso", ha prohibido el acceso a las inmediaciones del supermercado y han pedido que se facilitara "el acceso a las fuerzas del orden".

En otro incidente aparentemente conectado con esta toma de rehenes, un hombre —presuntamente el mismo autor que el responsable del atrincheramiento, aunque no está confirmado— abrió fuego contra cuatro agentes del cuerpo de antidisturbios de la Policía Nacional francesa (conocidos como CRS) que hacían "footing" cerca de Carcasona. Según Philippe, uno de los policías ha resultado herido, aunque está fuera de peligro.