Público
Público

Reino Unido acosa a 40.000 inmigrantes por teléfono

Más de 140 ciudadanos se quejan después de que el Ministerio británico de Interior les enviara mensajes al móvil acusándolos erróneamente de estar de forma ilegal en el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobierno tory de David Cameron está endureciendo las políticas contra la inmigración. Una de sus nuevas medidas es enviar mensajes a los teléfonos móviles de ciudadanos con el siguiente texto: 'Nuestra información muestra que quizás no tenga derecho a permanecer en el Reino Unido. Por favor, póngase en contacto con nosotros para discutir su caso'. En esta ocasión, han sido cerca de 40.000 personas las que han recibido el aviso, supuestamente sospechosas de no tener derecho a permanecer en el país.

Más de 140 ciudadanos, con nacionalidad británica, se han quejado después de haber recibido estos mensajes del Ministerio de Interior. Entre estas personas a las que el Gobierno acusó de ser inmigrantes ilegales figura un veterano activista por los derechos civiles que lleva viviendo en este país desde 1966, según recoge hoy el diario británico The Independent. 

Desde el Gobierno conservador cierran filas. Un portavoz de Interior declaró que 'es correcto reforzar las leyes' y 'adoptar medidas para ponerse en contacto con individuos cuyo historial muestra que no tienen el derecho válido para estar en el Reino Unido'. Además, según su versión, tan solo catorce personas habían sido contactadas por error. 

'Los mensajes estereotipan a los inmigrantes como una comunidad criminal'

Mientras, el secretario de Estado para Inmigración, Mark Harper, señaló a la cadena pública BBC que un controvertido programa gubernamental que empleaba furgonetas por barrios de Londres con carteles que instaban a los inmigrantes ilegales a que se fueran 'a casa' o 'afrontaran la detención' podría extenderse a todo el país. Según Harper, el Ejecutivo británico calibra actualmente los resultados de ese programa, que se puso en marcha como proyecto piloto en la capital a comienzos de 2013.

El activista por los derechos civiles Suresh Grover, con pasaporte británico, que recibió por error uno de los mensajes de móvil de Interior, admitió a The Independent que se sintió 'horrorizado' y en 'shock' por el contenido. Otra de las personas contactadas por equivocación, el abogado especialista en temas de inmigración Bobby Chan, consideró que 'los mensajes estereotipan a los inmigrantes como una comunidad criminal y crean un ambiente de miedo'.

Estas quejas surgen después de las críticas al Gobierno por emplear el pasado julio durante una semana las citadas furgonetas en las que se mostraba una imagen de unas esposas al tiempo que instaba a los inmigrantes ilegales a marcharse a sus países en caso de no contar con el derecho pertinente a permanecer en el Reino Unido.