Público
Público

Reino Unido sale de uno de sus agujeros negros en Afganistán

Cede a EEUU el control de Sangin, en Helmand, donde ha muerto un tercio de los soldados británicos fallecidos en el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las tropas de Reino Unido desplegadas en la localidad de Sangin, en la provincia afgana de Helmand, se retiran para dejar paso al control de EEUU. Atrás quedan más de 100 muertos, un tercio del total de soldados británicos fallecidos desde 2006.

El Gobierno británico pretende que la noticia, adelantada por The Guardian y The Independent, no sea visto como una retirada, sino como una manera de fortalecer las divisiones militares en Helmand central. 

La decisión fue tomada por el general Stanley McChrystal, recientemente cesado por criticar la estrategia de Washington en Afganistán. El secretario de defensa británico, Liam Fox, y el nuevo responsable del mando de la OTAN en Afganistán, el general David Petraeus, darán sus respectivas explicaciones en Londres y Kabul este miércoles.

La operación se encuadra dentro de la reorganización de las tropas de la ISAF en el sur de Afganistán, donde se destinará a parte de los 20.000 nuevos soldados que enviará EEUU.

Sangin ha sido un agujero negro para las tropas británicas. Allí sólo están destacados una décima parte de los soldados británicos, pero el alto número de bajas, hace que Londres se plantee si ha merecido la pena pagar una cuota tan alta por una zona tan remota.

Algunas fuentes citadas por The Guardian, aseguran que el principal motivo del fracaso en Sangin ha sido motivado por la falta de eficacia de los servicios de inteligencia, que habrían sido incapaces de infiltrarse en el cinturón tribal que la rodea.

Anoche, el Ministerio de Defensa británico aseguró que 'las fuerzas del Reino Unido siguen consiguiendo progresos reales en la provincia de Helmand incluyendo Sangin. La ISAF es responsable de asegurar que las tropas internacionales se alojen en los sitios más seguros para poder desarrollar la estrategia militar y cuenta con el total apoyo del Reino Unido'.

Tony Blair envió en 2006 3.000 soldados a Helmand. Sangin, según explica The Guardian, ha supuesto siempre un gran problema para cualquier Ejército internacional que ha llegado allí.

Por ejemplo, el diario explica que durante la segunda guerra Anglo-Afgana de 1878, fue el escenario de la mayor operación en el sur del país, con la caballería británica combatiendo contra 1.500 hombres.

Al menos cinco soldados afganos han muerto este miércoles por un nuevo error de cálculo de la OTAN en sus bombardeos. Los militares afganos habían rodeado a un grupo de talibanes en el distito de Andar, en la provincia central de Ghazni, y estaban manteniendo varios tiroteos.