Publicado: 09.07.2015 14:08 |Actualizado: 09.07.2015 14:15

La relación entre 'Hacking Team' y el Gobierno español llega a Europa

IU registra ante la Comisión Europea una pregunta sobre este asunto. La izquierda europea también quiere que el Parlamento Europeo investigue si Alemania colaboró con los programas de espionaje de Estados Unidos

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6
Comentarios:
La inteligencia española, la Policía y la Guardia Civil, cuerpos dependientes del Ministerio del Interior, han sido clientes de la empresa de ciberespionaje 'Hacking Team'. REUTERS

La silueta de un hombre reflejada sobre una trama de código binario. REUTERS

MADRID.- Este lunes fue pirateada la empresa italiana Hacking Team, dedicada a al espionaje informático,y con el ciberataque se desveló la relación, que ha sido admitida por el CNI (Centro Nacional de Inteligencia), entre elgobierno español y la empresa. Hacking Team ha sido acusada de estar a sueldo de regímenes como Arabia Saudí, Egipto o Sudán, que la habrían contratado para perseguir a periodistas y activistas. 

Marina Albiol, eurodiputada de Izquierda Unida, ha registrado ante la Comisión Europea una pregunta en la que comienza explicando que, a la luz de los últimos datos, se sabe que el Cuerpo Nacional de Policía y el CNI se encuentran entre los clientes de una corporación que colaboró con "muchos Estados conocidos por sus vulneraciones de los derechos humanos".



A continuación, Albiol pregunta al órgano europeo si conocía que algunos Estados europeos contrataban con Hacking Team y si cree que la empresa puede estar cometiendo actividades ilegales; y le insta a aclarar cuál será su postura ante este nuevo escándalo de espionajeen la Unión Europea.

El espionaje alemán, en el punto de mira de la izquierda europea

Hace dos años, el exmiembro de la NSA (National Security Agence) Edward Snowden provocó un escándalo de dimensiones colosales al revelar el programa de espionaje masivo de Estados Unidos en Europa, así como las escuchas dirigidas a líderes políticos, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel. El gobierno alemán reaccionó con especial indignación, pero el asunto dio un giro radical cuando comenzaron a surgir las informaciones que aseguraban que Berlín había sido conocedor y cómplice de las actividades de la NSA.

Ahora, un grupo de eurodiputados de izquierdas quiere llevar el caso al Parlamento Europeo para que se aclare si hubo colaboración del gobierno alemán en los seguimientos ilegales de EEUU. En una declaración escrita por Jean-Luc Mélenchon, líder del Front de Gauche francés, y respaldada por otros diez parlamentarios, piden "poner fin a la impunidad de espionaje alemán llevado a cabo en Europa", que aseguran que se llevó a cabo "a petición de los Estados Unidos".

El gobierno de Angela Merkel está acusado de haber colaborado durante años en los programas de espionaje de EEUU. REUTERS

El gobierno de Angela Merkel está acusado de haber colaborado durante años en los programas de espionaje de EEUU. REUTERS

Los firmantes exigen en el texto "iniciar investigaciones y enjuiciamientos contra los responsables de este espionaje, aplicar sanciones y exigir al Gobierno alemán explicaciones precisas y compromiso de no recurrir a esas prácticas intolerables".

También afirman que, de ser ciertas, estas actuaciones "empañan gravemente la sinceridad tanto del gobierno alemán en sus relaciones con los Estados miembros como la de los representantes alemanes en los órganos de la UE".

Ahora, para que esta petición prospere y el asunto sea llevado al plenario del Parlamento Europeo, la declaración debe ser firmada por al menos 300 diputados, de un total de 750 que suma en total la cámara.

Además de Mélenchon, han dado su respaldo al documento los españoles Pablo Iglesias (Podemos), Marina Albiol y Javier Couso (ambos de IU), los portugueses João Ferreira, Inés Zuber y Miguel Viegas (todos del Partido Comunista), el griego Stelios Kouloglou (Syriza), el italiano Fabio Castaldo (del partido 5 Estrellas), el alemán Fabio Masi (Die Linke) y el esloveno Igor Šoltes (Los Verdes). La mayoría de ellos pertenecen al grupo de la Izquierda Unitaria Europea, aunque también hay representandes de Los Verdes/ALE y EFDD (Grupo de Europa Libre y la Democracia Directa).