Publicado: 13.02.2014 09:13 |Actualizado: 13.02.2014 09:13

Renzi, a un paso de dar el empujón definitivo a Letta y postularse a primer ministro de Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del Partido Democrático italiano (PD), Matteo Renzi, anunciará este jueves  si sigue apoyando la continuidad de su compañero de partido, Enrico Letta, como primer ministro o si pretende sustituirle al frente del Ejecutivo.

El PD ha convocado a las 15.00 horas una convención que se perfila decisiva para el futuro de Letta, elegido en abril del año pasado por el Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, para formar un Gobierno de coalición ante la parálisis creada por los resultados en las elecciones. A pesar de los envites de Renzi en las últimas semanas, Letta compareció ayer para asegurar que no tiene alguna intención de dimitir y presentó un documento programático que llamó Compromiso Italia 2014 para continuar contando con el apoyo de la coalición gubernamental.

"Quien quiera mi puesto que lo diga abiertamente", sentenció ayer Letta en referencia a las supuesta intención de Renzi de relevarle como presidente del Gobierno. "Las dimisiones no se dan porque se cuenten chismes o por juegos de poder", añadió Letta, que lanzó así un duro mensaje al líder de su partido. Renzi anunció en un mensaje en su perfil de la red social Twitter: "Todo lo que tengo que decir. Lo diré mañana en la convención. Y a la cara".

Tras la elección de Renzi, de 38 años, como líder del PD el 8 de diciembre tras una victoria aplastante en las primarias, la cohabitación de ambos ha sido tumultuosa, pues el alcalde de Florencia no ha dejado de criticar ni un sólo día la pasividad del Gobierno. "Las baterías del Gobierno se han desgastado y tenemos que decidir si cambiarlas o recargarlas", es una de las máximas de Renzi de los pasados días.

El relevo entre ambos políticos al frente del Ejecutivo es la hipótesis posible, ya que convocar elecciones anticipadas en este momento no lo desea nadie. "No digamos tonterías", zanjó ayer el presidente de la República, Giorgio Napolitano, desde Lisboa cuando se le preguntó sobre la posibilidad de volver a las urnas.

El posible Gobierno de Renzi ya cuenta con el apoyo del líder del partido Nuevo Centroderecha, Angelino Alfano, así como también otras formaciones como la centrista Elección Cívica, que temen la posibilidad de elecciones y ganarían así tiempo. La paradoja es que Renzi no contaría, sin embargo, con el apoyo total de su propio partido.

Los duelos fratricidas en el seno de la izquierda italiana son históricos y el pulso Renzi-Letta es un nuevo capítulo. "El enfrentamiento entre Letta y Renzi es un juego de poder y la convención corre el peligro de convertirse en una película del oeste", vaticinó Giuseppe Civati, uno de los candidatos a la secretaría del PD en diciembre.

El hasta hace algunas semanas presidente del PD y que dimitió por sus discrepancias con Renzi, Gianni Cuperlo, mostró "su gran preocupación" por el enfrentamiento en el seno del partido.