Publicado: 19.04.2015 17:28 |Actualizado: 19.04.2015 22:34

Renzi pide una reunión urgente de los
líderes europeos

"Pedimos que no nos dejen solos", dice el dirigente italiano, que pone el foco en la lucha contra los traficantes de personas

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
El primer ministro italiano Matteo Renzi, durante la rueda de prensa de este domingo en Roma. REUTERS.

El primer ministro italiano Matteo Renzi (centro), durante la rueda de prensa de este domingo en el Palacio Chigi de Roma, sede del Gobierno. REUTERS.

MADRID.- El primer ministro italiano Matteo Renzi ha urgido este domingo a los líderes de la UE a celebrar
una reunión de urgencia tras la desaparición de 700 inmigrantes en el mar en el naufragio del pesquero en el que viajaban en el Canal de Sicilia, 60 millas al norte de las costas de Libia.

Según un portavoz del dirigente italiano, Renzi ha pedido celebrar este encuentro durante esta misma semana para tratar la crisis migratoria, que lejos de enfriarse vuelve a cobrar intensidad.
El primer ministro ha reunido un gabinete de crisis durante la tarde de este domingo, para después comparecer en una rueda de prensa en la que ha pedido centrar los esfuerzos de la comunidad internacional en impedir la actuación de los traficantes de personas en los países desde los que parten las embarcaciones de inmigrantes.

"Estamos pidiendo que no nos dejen solos", aseguró el primer ministro italiano, en referencia a la falta de colaboración de la mayoría de países europeos para evitar que el Mediterráneo siga siendo un cementerio acuático. En esta línea, insiste en que sólo las tareas de búsqueda y rescate no son suficientes para salvar vidas, y apunta que la única forma de evitar estos acontecimientos es prevenir la actividad de los traficantes de personas y cortar el paso a las embarcaciones antes de que lleguen a alta mar.



Durante la mañana, el dirigente aseguró que Europa está presenciando una "masacre sistemática en el Mediterráneo". "¿Cómo podemos permanecer impasibles cuando estamos viendo poblaciones enteras muriendo en un tiempo en el que podemos estar atentos a todo?", ha dicho en un evento político en Mantua.

Hollande: "Hablaré con Juncker y Tusk"

El presidente francés, Francois Hollande, se ha comprometido este domingo a conversar con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, sobre la posibilidad de mantener una reunión de urgencia al respecto, tal y como pide el primer ministro italiano. De hecho, Hollande ha adquirido este compromiso frente a las cámaras de Canal Plus en una intervención en directo, poco después de conversar por teléfono cono Renzi, tal y como recoge el diario italiano Corriere della Sera.

"El Mediterráneo es un mar común, está entre África y Europa, debemos actuar", ha apuntado el dirigente galo, antes de cargar contra quienes se aprovechan de las dificultades que afrontan estas personas en sus países de origen. "Hace falta intensificar la lucha contra este tráfico de personas. Quienes meten a personas en estas naves son traficantes, pero también terroristas", zanjaba el presidente.

Tsipras pide "un plan contra esta crisis humanitaria"

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, instó hoy a los Estados miembros de la Unión Europea a confeccionar un plan que haga frente a la "crisis humanitaria" que viven los países del sur con la llegada masiva de inmigrantes.

Este plan se basaría en tres aspectos: actualizar las estructuras de gestión de la migración y de rescate en el mar Mediterráneo, apoyar a los países europeos que reciben una ola de inmigrantes y refugiados mucho más grande que su capacidad de recepción, lo que implicaría además asistencia económica para estos Estados.

"Ninguno de nosotros puede permanecer impasible cuando cientos de almas se pierden en el Mediterráneo en su esfuerzo por escapar de la guerra y la pobreza", apuntó. Tsipras propone, además, emprender iniciativas diplomáticas para "una solución pacífica del conflicto en Siria, Irak y Libia y para abordar eficazmente el yihadismo".

Tsipras conversó hoy telefónicamente con su homólogo italiano, Matteo Renzi, para expresarle sus condolencias y trasmitirle su apoyo a la solicitud de Italia de celebrar un Consejo Europeo extraordinario sobre la gestión de la migración en el Mediterráneo.

Juncker encarga una "nueva agenda de la inmigración"

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, se ha reunido con el primer ministro italiano en Roma, agradeciendo a las autoridades italianas su "extraordinario esfuerzo para salvar vidas", según el Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea en Bruselas. 

La jefa de la diplomacia europea y Renzi abordaron la respuesta comunitaria al drama migratorio, en vísperas del Consejo de ministros de Asuntos Exteriores, que este lunes abordará esta cuestión en su cita en Luxemburgo, y a la vista de los "próximos pasos que la UE va a dar para hacer frente al tráfico de personas de manera eficaz y realmente comunitaria".

En la reunión, la alta representante de la Política Exterior y Seguridad Común de la UE y el primer ministro italiano "coincidieron en que solo con políticas europeas de migración pueden evitarse estas tragedias", indicaron los portavoces de Mogherini.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha encargado al vicepresidente comunitario, Frans Timmermans, así como a Mogherini y al titular europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, "trabajar juntos en todos estos aspectos para la preparación de la nueva agenda europea de inmigración" que se presentará en mayo, y en la rápida aplicación de todos los instrumentos europeos existentes en este momento.

Además, los ministros europeos de Interior y de Asuntos Exteriores tienen previsto celebrar una reunión conjunta para abordar el drama migratorio, anunció hoy la CE.

Ésta ha dejado claro que "la única manera de cambiar de verdad la realidad es abordar la situación de raíz. Porque mientras haya guerra y dificultades en nuestros países vecinos cerca y lejos, las personas seguirán buscando un lugar seguro en Europa".

"Mientras los países de origen y de tránsito no tomen medidas para evitar estos viajes desesperados, la gente seguirá poniendo su vida en riesgo", ha añadido.

Bruselas ha subrayado asimismo que "es una responsabilidad conjunta de los 28 Estados miembros y de las instituciones europeas" y que "hace falta una respuesta europea conjunta"