Publicado: 25.05.2014 17:34 |Actualizado: 25.05.2014 17:34

El último reportaje del ‘freelance’ abatido en Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Circula por Twitter y constituye un símbolo de la tragedia ucraniana. Son unos niños guarecidos en un sótano de Sloviansk, entre conservas de verdura almacenadas por los estantes.

Andrea Rocchelli, de 30 años de edad, es su autor. Falleció en la noche del sábado al recibir en su estómago el disparo de un mortero. Junto a él murió su traductor, el ruso Andrei Mirónov. Es el primer reportero muerto en Ucrania Oriental desde que a mediados de abril comenzaran los combates entre las tropas fieles a Kiev y las milicias locales.

La imagen de estos niños forma parte del último reportaje del 'freelance' italiano .

El único superviviente del ataque, el fotógrafo francés William Roguelon, ha relatado lo que sucedió a la agencia Novosti. Al parecer, los dos fotoperiodistas y el traductor se acercaron en un coche a las afueras de la localidad de Andreevka, cerca de Slaviansk, epicentro de los combates de la región independentista. Fueron para allá porque les habían llegado noticias de la explosión de unas bombas.

Al llegar, fueron atacados con armas de fuego. "Nos recibieron con disparos, buscamos escondernos en una zanja, después de que dispararan al menos 40 proyectiles hacia nosotros y el vehículo", ha relatado Roguelon.

El fuego entre los rebeldes y las tropas de Ucrania alcanzó al fotógrafo italiano y al traductor. Eran disparos de mortero. El fotógrafo francés, herido, huyó por la carretera en busca de ayuda.

La agencia italiana Ansa confirmó la muerte de Rocchelli, cofundador del servicio de fotos Cesuralab y que trabajaba en la zona de combates del este de Ucrania.

En el vídeo adjunto, Rocchelli explica su trabajo y el objetivo de Cesura durante el Festival Internacional de Periodismo de Perugia, celebrado recientemente.