Público
Público

Las represalias sectarias se disparan en Siria

Los enfrentamientos llevan al país árabe al borde de la guerra civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La rebelión siria está entrando en una nueva etapa donde se observan con claridad varios elementos característicos de una guerra civil, de manera especial con la muerte de civiles en ambos bandos, así como en los choques que tienen lugar dentro de algunas ciudades entre unidades del Ejército leal al presidente Bashar al Asad y militares desertores que combaten al lado de civiles rebeldes contra sus excompañeros de filas.

En ciertas localidades de población mixta, los civiles no beligerantes no se aventuran a ir más allá de sus propios barrios por temor a unas represalias sectarias cada día son más frecuentes. Es el caso de Homs, una ciudad de mayoría suní pero donde viven importantes minorías alawí y cristiana, donde el Ejército sirio ha establecido posiciones militares en las zonas limítrofes de los barrios para garantizar la seguridad de cristianos y alawíes.

Los ajustes de cuentas se ceban a menudo en elementos destacados de la sociedad civil. Hay varios médicos, profesores universitarios y científicos alawíes y cristianos que han sido asesinados en el área de Homs aparentemente por suníes, que los acusan de colaborar con las autoridades de Damasco como 'informadores' del régimen.

Médicos alawíes y cristianos han sido asesinados acusado de ser informadores

El lunes fue enterrado en Alepo el hijo del gran mufti de Siria, Ahmad Hassoun, que es la máxima autoridad religiosa suní del país y ha sido designado para ese cargo por las autoridades sirias.

El hijo del mufti fue asesinado junto con un profesor universitario cuando ambos viajaban por una autopista del norte del país, entre Idlib y Alepo. Las circunstancias de estos dos asesinatos parecen dar la razón a las autoridades que culpan a 'bandas armadas' y a 'terroristas' de numerosos crímenes.

Durante el entierro, un lloroso mufti se despidió de su hijo acusando a los rebeldes de actuar según los intereses de Israel y Estados Unidos. 'Los que han planeado estos hechos no querían matar a esas personas', dijo en referencia al asesinato de su hijo y su acompañante. 'Su verdadero objetivo es la patria y lo que ellos quieren es que Siria se arrodille delante del sionismo y de América'.

El hijo de la máxima autoridad suní de Siria fue ajusticiado al norte del país

Uno de los militares que recientemente han desertado es el coronel Riad al Asaad, que estaba destinado en el centro del país y que ha logrado escapar al sur de Turquía. La agencia de noticias turca Anatolia dijo que Asaad se encuentra en un lugar seguro fuera del alcance de los sirios. Además, el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, dijo que está preparando un paquete de sanciones contra Siria.

Según las Naciones Unidas, desde que en marzo se iniciaron las protestas en la ciudad de Deraa, al sur del país, el número de muertos alcanza la cifra de 2.700. Las protestas y la represión son cada vez más violentas y nada indica que vayan a detenerse pronto.