Público
Público

La represión del régimen de Al asad deja 2.900 muertos desde marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El último recuento de la ONU sobre las víctimas de la represión siria de las manifestaciones cifra en 2.900 los muertos desde el mes de marzo. Hace menos de tres semanas, Naciones Unidas barajaba números que oscilaban los 2.700 fallecidos.

Hoy, en una nueva jornada sangrienta, han muerto una treintena de personas. El Observatorio de Derechos Humanos ha alertado de duros combates en Idleb, provincia fronteriza con Turquía, entre el Ejército de Bachar al Asad y supuestos desertores.

Según ha denunciado el grupo opositor, hay al menos 27 muertos y otros tantos heridos entre civiles y militares disidentes. Asimismo, también ha informado de la muerte de cuatro soldados de las fuerzas del régimen en los enfrentamientos que se están sucediendo a la entrada de varios pueblos de la zona de Yabal Zauiya. Por su parte, los llamados Comités de Coordinación Local en Siria identificaron a dos de los muertos en la localidad de Lej, en la misma región, aunque no dieron más detalles.

El presidente del Observatorio, Rami Abderrahman, dijo que las fuerzas armadas realizan operaciones en Yabal Zauiya en busca de desertores desde hace días y destacó que se trata de una zona montañosa donde resulta fácil esconderse. La mayoría de las deserciones del Ejército se han registrado en las provinciales centrales de Homs y Hama, además de en Idleb, tres de los principales bastiones de las protestas contra Al Asad, según Abderrahman.

Mientras, la diplomacia de EEUU ha elevado la voz contra el Consejo de Seguridad de la ONU al que ha acusado de anularse a sí mismo al no aprobar la última resolución de condena que vetaron Rusia y China. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, ha indicado que ambos países 'tendrán que ofrecer sus explicaciones al pueblo sirio'.  

Naciones Unidas evalúa mañana el papel de Damasco sobre Derechos Humanos

El organismo de Naciones Unidas rechazó ayer con nueve votos a favor, cuatro abstenciones y el veto chino y ruso la propuesta europea de condena a la violenta represión en Siria, que contenía también una advertencia sobre la adopción de 'medidas'.

Mañana, se llevará a cabo el Examen Periódico Universal (EPU) sobre Siria bajo el auspicio del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y que evaluará la política de Damasco en esta materia. Los representantes de Siria tomarán la palabra ante el resto de Estados y luego lo harán el resto de interesados en intervenir, así como las organizaciones de defensa de los derechos humanos que han tenido participación de una manera u otra en el país.

Siria fue condenada en agosto por el Consejo de Derechos Humanos, que aprobó el envío de una comisión independiente para investigar posibles crímenes contra la humanidad. De momento, el régimen de Al Asad no ha dado permiso para permitir la entrada a su país a la comisión, aunque en un principio se comprometió a hacerlo.