Público
Público

Los republicanos apelan a la unidad en esta "batalla épica"

Tras cuatro días de cierre del Gobierno de Estados Unidos, el presidente del Senado pide que se "mantengan firmes" pese a que siguen divididos sobre las condiciones a imponer para evitar la quiebra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ha apelado a la unidad de la bancada republicana y a 'mantenerse firmes' en esta 'batalla épica' en la que se ha convertido el cierre del Gobierno de Estados Unidos y que podría concluir, en menos de dos semanas, en la quiebra.

En una reunión a puerta cerrada con congresistas republicanos, Boehner no ha atisbado un pronto final a la situación actual tras cuatro días del 'shutdown', en la que tanto el Partido Republicano como la Casa Blanca permanecen enrocados en sus posiciones.

'Estamos encallados en una batalla épica', ha exhortado Boehner, según ha informado el diario estadounidense The New York Times. Detractores y partidarios del líder republicano coinciden en que su equipo no sabe cómo resolver esta coyuntura.

Boehner ha asegurado que no permitirá que EEUU sucumba a la quiebra

En público, Boehner apela a la unidad del Partido Republicano en la Cámara de Representantes; en privado, asegura a los congresistas que no permitirá que Estados Unidos sucumba a la quiebra, que los analistas prevén que se consume el próximo 17 de octubre.

Boehner, además, ha desmentido este viernes que se haya arrogado de esta 'batalla' en pos de sus ambiciones políticas y que el Partido Demócrata lleve la ventaja, a raíz de las declaraciones de un funcionario de la Casa Blanca citado por el periódico The Wall Street Journal. 'Esto no es un maldito juego', ha proclamado Boehner. 'El pueblo estadounidense no quiere que su Gobierno cierre ni yo tampoco', ha rematado.

Sin embargo, varios integrantes de la bancada republicana en la Cámara de Representantes han adelantado que el cierre del Gobierno de Estados Unidos no se resolverá hasta mediados de octubre, cuando apriete el plazo límite para la quiebra. Por el momento, no hay consenso en el Partido Republicano sobre las condiciones que deberían presentar a la Casa Blanca para elevar el techo de deuda, según la cadena CNN.

La opción que gana más terreno entre los republicanos es la de elevar el techo de deuda

'No creo que ocurra nada con el cierre del Gobierno hasta que alcancemos a algún tipo de acuerdo de mayor dimensión', ha declarado el congresista republicano por Luisiana Charles Boustany tras la reunión con el presidente de la Cámara de Representantes.

'Boehner nos ha dicho que tenemos que conseguir algo con respecto al presupuesto y la deuda a fin de elevar el techo de deuda', ha precisado un congresista republicano bajo la condición de anonimato a CNN.

La opción que gana más terreno entre los republicanos es la de elevar el techo de la deuda a lo largo de la legislatura y poner fin al secuestro del presupuesto a cambio de 'otros recortes', según el congresista Boustany. 'Estamos buscando un verdadero enfoque para la gestión de la deuda', ha añadido.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, instó al Congreso de su país a terminar con la crisis que ha provocado la paralización parcial de la Administración y aseguró que el problema se resolverá a corto plazo.

'Este episodio es nada más que un momento político', ha declarado Kerry

'Los líderes entienden que se trata de un problema político momentáneo que no tendrá un impacto sobre las políticas de Estados Unidos a largo plazo en Asia', afirmó Kerry en una rueda de prensa en la isla indonesia de Bali, donde el lunes y martes asistirá al Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC).

Kerry acude en lugar del presidente estadounidense, Barack Obama, quien tuvo que cancelar su viaje tras la paralización de la Administración causada por el desacuerdo presupuestario en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos.

'A nuestros amigos y enemigos en el mundo: no malinterpretéis este episodio en la política de Estados Unidos como nada menos que un momento político y nada más que un momento político', agregó el secretario de Estado.

Kerry señaló que el Congreso tiene el poder para terminar 'hoy mismo' con el bloqueo del presupuesto que ha provocado la paralización de la actividad de numerosas agencias gubernamentales, al tiempo que precisó que el Gobierno no va a cambiar los fundamentos de su política.

Por otro lado, manifestó que, en representación de EEUU, seguirá defendiendo la posición de su país en relación con Siria, el desarme nuclear en Corea del Norte o la libre navegación en el Mar de China Meridional, al tiempo que buscará consensos para avanzar en el libre comercio y la reducción de aranceles en la región de APEC.

El secretario de Estado lamentó que un grupo pequeño en el Congreso -en alusión al ala derecha del Partido Republicano o Tea Party- vaya a impedir que Obama se reúna con sus homólogos chino y ruso o que el Gobierno tenga que ralentizar su política de pacificación en Oriente Próximo o la distensión diplomática con Irán.